Category Archives: Natura

Espoli dels últims exemplars de corall vermell en les aigües de Sant Feliu de Guíxols

El Grup de Natura Sterna ha constatat el robatori de la branca de corall vermell més gran de la zona d’uns 15cm de llargada, situada a 31 metres de profunditat a Port Salvi

Corall vermell

El passat 17 de setembre, un bussejador del Grup de Natura Sterna va constatar l’espoliació de la branca de corall vermell (Corallium rubrum) més gran inventariada fins ara en aigües de Sant Feliu de Guíxols. Concretament es trobava a una profunditat de 31 metres a la zona de Port Salvi.

La branca es va detectar per primera vegada l’any 1987 i observada per última vegada el 26 d’agost d’aquest any. Feia 15 centímetres de llargada i era una peça excepcional de les aigües del municipi guixolenc. A més, on fins al moment només hi ha inventariats sis exemplars més de corall vermell.

Aquest recurs pesquer és clau en l’ecosistema marí, ja que té unes característiques que el fan especialment vulnerable, com un creixement extremadament lent o la limitada capacitat de dispersió de les seves colònies. Ara, hauran de passar almenys quatre generacions per poder observar un exemplar similar.

Pesca prohibida

Actualment, la pesca del Corallium rubrum està prohibida per una ordre ministerial del Ministeri d’Agricultura, Pesca i Alimentació publicada al Butlletí Oficial de l’Estat el 31 de març de 2020 i vigent fins al 2022. L’any 2017 el Departament d’Agricultura, Ramaderia i Pesca de la Generalitat de Catalunya ja havia regulat la seva pesca mitjançant l’Ordre ARP/59/2017, de 7 d’abril, establint una veda de la pesquera per un període de 10 anys.

Al llarg de les últimes dècades, s’ha constatat un descens de fins al 75% de les seves captures a nivell de tota la Mediterrània, especialment en el cas de les poblacions d’aigües poc profundes, pràcticament esgotades. La pesca furtiva, l’escalfament de les aigües per culpa del canvi climàtic i l’acidificació dels mars suposen una greu amenaça per a la seva supervivència, motiu pel qual ha estat catalogat com una espècie en perill d’extinció per la Unió Internacional per a la Conservació de la Natura (UICN).

Per aquest motiu, el Grup de Natura Sterna està tramitant les pertinents denúncies de l’espoli del corall vermell detectat a Sant Feliu de Guíxols davant el cos dels Agents Rurals i el Departament Departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de la Generalitat de Catalunya. Per així, evitar que fets delictius d’aquesta gravetat es tornin a produir.

voluntariats ambientals

Conservar el patrimoni natural i la biodiversitat del planeta és una tasca que implica a tothom.

Hi ha persones a Catalunya que, a través dels voluntariats ambientals, contribueixen a mantenir en bon estat els ecosistemes naturals i a conscienciar la població de la necessitat de conservar la biodiversitat del territori.

Des de 2014 més de 300 empleats de l’empresa Naturgy —acompanyats de les seves famílies— han participat, a través de la seva Fundació, en projectes de voluntariat de recuperació ambiental de flora i fauna arreu del territori.

Aquestes són les accions que s’han dut a terme a Catalunya:

  • Els treballadors de Naturgy han contribuït a la recuperació d’espais naturals de Catalunya com ara el Parc Natural del Garraf, el Delta del Llobregat, el Parc Natural de la Serralada de Marina, la Platja Llarga i Bosc de la Marquesa de Tarragona, el Parc Natural de la Serra de Collserola i el Parc Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter, entre d’altres.
  • Més de 300 persones han participat en els voluntariats ambientals
  • S’han plantat 305 llavors de 21 espècies diferents, pròpies de cada zona
  • S’han anellat més de 90 exemplars d’aus de 10 espècies diferents
  • S’han construït 32 caixes niu per a ocells
  • S’han recollit prop de 5 m3 de residus
  • S’han restaurat prop de 10.000 m2 d’estructures, refugis de biodiversitat i elements del paisatge cultural

Amb la col·laboració d’organitzacions mediambientals com Fundación Global Nature, SEO Bird Life, Acciónatura, Mare Terra Fundació Mediterrània, Fundació Empresa i Clima, Xarxa de Voluntariat Ambiental de Catalunya i Associació Galanthus, entre d’altres.

“Si hi ha 100 milions d’espècies a la Terra i la taxa d’extinció és entorn al 0,01%/any, almenys 10.000 espècies s’extingeixen cada any”. Font: WWF

Participant i fent voluntariats ambientals, aprendràs i contribuiràs a conservar els ecosistemes naturals en la seva màxima plenitud.

Una experiència original i responsable amb l’entorn, necessària per tal que la flora i la fauna del nostre territori no es vegin perjudicades per l’empremta de l’ésser humà.

https://www.elnacional.cat/branded/naturgy/voluntariats-ambientals/#slide=1

Veure el seu gos relaxa, perquè ell viu sempre en “l’aquí I ara”

Joaquín Fuster, neurocientífico, pionero en la investigación del córtex prefrontal

Envejecer no es deseable, pero la alternativa es peor y yo mantengo mi cerebro sano investigándolo en sus redes: la relación es la reina de la cognición. Con los años perdemos memoria de los detalles, pero ganamos en perspectiva. Nací en Barcelona y soy neurólogo en UCLA. Publico ‘El telar mágico de la mente’

Qué tiene nuestro cerebro que no tengan otros primates?

Los humanos podemos anticipar el futuro y ningún otro animal puede. Nuestro cerebro ha evolucionado, sobre todo, para convertirse en una máquina de lanzar hipótesis y actuar en consecuencia.

¿Cómo anticipamos lo que va a pasar?

Utilizamos la experiencia del pasado y los conocimientos que vamos almacenando en la memoria y los proyectamos en el futuro.

En bolsa dicen que rendimientos pasados no garantizan ganancias futuras.

Por eso, nuestro cerebro anticipa solo lo que sabe y suele equivocarse mucho.

¿Evolucionamos hacia la imperfección?

Evolucionamos como podemos y eso incluye muchas imperfecciones.

¿Aún así dominamos el planeta?

Depende de lo que entendamos por dominar. En cualquier caso, ese dominio nos garantiza el poder de autodestruirnos como especie, pero no el bienestar como individuos.

¿Por qué?

Son fines diferentes. ¿Tiene usted perro?

No, pero me gusta verlos jugar.

Le relaja observar a los animales, porque el cerebro animal carece de categorías de tiempo. Ver a su perro es agradable, porque él vive siempre en el “aquí y ahora”, usted no.

¿Nosotros en cambio siempre estamos sufriendo por lo que hicimos y haremos?

Es el núcleo de mi investigación, porque lo procesamos en la corteza del lóbulo frontal de nuestro cerebro, la sede del futuro.

¿El lenguaje animal empieza a ser humano cuando adquiere categorías de tiempo?

Y le es posible introducirlas a medida que ese lóbulo frontal en nuestro cerebro va evolucionando y adquiriendo más control y recursos para ser el compositor y director de la partitura de nuestra conducta.

¿Por eso los cráneos de los humanoides iban ganando cada vez más frente?

Y yo le llamo a ese córtex evolucionado que investigo “el horno de la libertad”.

¿Libertad dentro de unos límites?

Nuestro cerebro tiene libre albedrío por definición fisiológica: es capaz de analizar la realidad y proceder en consecuencia con un mecanismo cibernético que incluye al cerebro y el entorno, que interactúan.

¿Cómo?

Nuestra memoria, el conocimiento del pasado, se proyecta en el futuro para decidir nuestra conducta y esa acción produce efecto en el entorno, que, a su vez, genera percepciones que modulan la siguiente acción.

¿Y a veces acierta y persiste y otras yerra y corrige?

Ahora está tocando usted un punto que es puro futuro: la inteligencia artificial.

¿La inteligencia artificial piensa?

La inteligencia artificial no acierta ni se equivoca, solo sigue las instrucciones de un algoritmo programado por un humano.

¿Y puede programarse para aprender?

¡Ahí iba yo! Esa es la cuestión clave.

Ya gana al ajedrez a su programador.

Porque ejecuta mejor las órdenes, las reglas del juego, que quien las ha programado.

¿Se autoprogramará algún día?

Nunca, porque ningún robot tiene corteza cerebral prefrontal en evolución como nosotros y, por tanto, no puede predecir. Es decir, saltarse su algoritmo, su programa.

En suma, la inteligencia artificial no sabe equivocarse.

No se equivoca, ni corrige, ni cambia. Puede derrotar al campeón del mundo de ajedrez, ya lo ha hecho, pero no puede inventar un juego nuevo como hace cada día un niño de ocho años en el patio del colegio.

Tampoco nosotros sabemos curar aún las enfermedades neurodegenerativas.

Yo me equivoqué hace unos años cuando le dije que en cinco curaríamos el alzheimer y ahora ya no me atrevo a pronosticar nada.

No es su fracaso, es el de todos.

La clave está en aprender más sobre la genética y la biología molecular de esas dolencias en las células y en las conexiones nerviosas. Justamente la corteza prefrontal es una de las primeras en padecer con la demencia y no es casualidad que haya sido la última en desarrollarse en nuestra evolución.

¿Y la empleamos del todo ya mayores?

Hasta los 30 años no aprovechamos todo el potencial del cerebro.

¿Y en cambio lo perdemos pronto?

Empieza a declinar también temprano: a partir de los 60-70, aunque hay enormes variaciones individuales.

¿Dónde ve esperanza de curación?

Yo creo que la clave está en estudiar las relaciones neuronales en su red, incluso más que sus componentes fisiológicos.

¿El cerebro no es un conjunto de áreas como la de Broca del lenguaje y las demás?

Lo esencial son las relaciones entre neuronas y entre las diversas redes en espacio y tiempo y cómo se transforman en capacidades. La relación es la reina de la cognición.

¿Cómo?

Para entender un mapa no estudie su tinta sino su uso. Con el cerebro es igual, la cognición son redes con memoria.

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20201217/6128041/ver-perro-le-relaja-vive-siempre.html

SOM DE PICNIC

Bloc amb la intenció d’aportar la informació que nosaltres no trobàvem a internet. S’ha convertit en un gran hobby que gràcies a l’aportació de seguidors del bloc i l’experiència a l’hora de cercar-les, han fet que ja tinguem més de 600 àrees de pícnic referenciades

Moltes gràcies als que ens seguiu; les vostres visites i missatges ens motiven a continuar. Totes les àrees de pícnic que descric són gratuïtes, a no ser que s’especifiqui el contrari.

http://somdepicnic.blogspot.com/p/mapa-zones-de-picnic.html

La selección natural empezó en la materia antes que en la vida

Brian Greene. Astrofísico. Pionero de la teoría de supercuerdas. Publica ‘Hasta el final del tiempo’

Qué le dijo el Dalai Lama sobre el big bang ? “Ustedes los científicos –me dijo– explican el mundo exterior, pero nosotros podemos completar su visión con nuestro conocimiento del mundo interior, que es el de la conciencia humana”.

Ratzinger dijo a un físico: “Usted explica el después del big bang, pero el antes solo Dios”. Se arriesgó a quedarse fuera de juego el día en que la astrofísica también explique el antes del big bang . En cambio, el Dalai Lama se incluyó en el progreso hacia un espacio de conocimiento en el que un día coincidiremos los científicos y quienes lleguen a él a través de su interior.

¿Esos dos mundos no están conectados? Son el mismo y por eso el universo de los astrofísicos no está completo sin el de los poetas y el de maestros de la conciencia como el Dalai. Y eso es a lo que se refería el Papa. El mayor conocimiento no se alcanza con hiperespecialización, sino al combinar disciplinas.

Eso intentamos: ¿cómo empezó todo? Hace 13.800 millones de años, y por razones que no sabemos explicar aún, una pequeña región del espacio se llenó de un combustible cósmico que causó una versión inversa y repulsiva de la gravedad que le hizo expandirse.

¿El big bang ? Y a medida que se expandía, comenzó a desintegrarse y transmutarse en las partículas que hoy conforman la estructura material del universo. Las fuerzas gravitatorias hicieron que esas partículas se agruparan y compactaran hasta formar planetas y estrellas.

¿Y la vida? La selección natural empezó antes que la vida, porque, mediante una versión molecular de la selección natural darwiniana, esas partículas se agruparon para formar las moléculas más aptas en asimilar el material del entorno para transformarlo en copias de sí mismas.

¿Qué fuerza les hacia replicarse? Esa evolución les hizo refinar sus propias copias hasta formar el primer sistema vivo.

¿La evolución empezó antes que la vida? Hasta ser tan compleja que creó estructuras como las nuestras: nos creó a nosotros, únicos seres que somos capaces de reconstruir y describir con precisión matemática lo que le acabo de explicar.

Usted sería capaz, tal vez. Yo desde la astrofísica; pero hay otras narrativas desde otras disciplinas con las que debe conjugarse la ciencia para ser capaz de des­cribir la experiencia humana. Sin la capacidad de explicar historias que adquirieron los ­primeros sapien s la física no existiría. Y es esa capacidad que nos hace humanos la que nos permite oscilar con la mente entre pasado, presente y futuro.

Selección natural e artificial | IES Manuel García Barros (A Estrada,  Pontevedra)

¿Y la historia continúa? La astrofísica dice que en 5.000 millones de años el Sol se expandirá hasta absorber el sistema solar con la Tierra; en 12.000 las galaxias se alejarán dejándonos en un océano de oscuridad al haber agotado el combustible nuclear. Y en hasta 30.000 millones de años después la mayoría de galaxias se habrán colapsado en un agujero negro central.

Estaremos jubilados. ¿Y la humanidad? Mucho antes del colapso habrá cesado toda posibilidad de conciencia, porque el calor generado por el pensar mismo freiría cualquier pensamiento en su propio gasto entrópico.

¿Y habrá historia sin nosotros? Antes de sesenta y ocho mil millones de años ese agujero negro central se habrá evaporado; y en cien mil millones de años, todos los agujeros negros también, dejando un cosmos más frío y oscuro todavía.

En fin. Y es todo: desde el principio hasta el final. En tres minutos. Lo maravilloso es que ese todo esté regido siempre por las mismas leyes físicas. Es la gran conectividad que une todos esos procesos: incluida nuestra existencia.

Charles Darwin, el naturalista que cambió el pensamiento | Ministerio de  Cultura

¿Todo es el mismo cuento? Todo es la misma realidad, aun explicada en capas diferentes desde ángulos diferentes: partículas para los físicos; moléculas para los químicos; neuronas para los neurocientíficos; palabras para los poetas.

¿Y tiene alguna conclusión para todos? Que aunque lo que nos haga humanos sea esa capacidad de oscilar entre pasado, presente y futuro, el hecho de estar aquí es una casualidad –y una suerte– tan gigantesca que hay que simplemente celebrarla.

¿Cómo? Eso se lo explicaría mucho mejor el Dalai Lama, pero se resume en estar aquí: ser capaz de concentrarte en el aquí y ahora. Y celebrarlo, maravillarse ante esa casualidad cuántica inmensa, alucinante, que es la de estar vivos.

¿Usted cómo lo celebra? Intentando crear algo que me haga sentir más intensamente esa casualidad, pero no por el hecho de crearlo sino de sentirla.

¿No le desanima pensar que existir no depende de usted? Si hace bien el ejercicio de maravillarse aquí y ahora, y de aprovechar la capacidad de hacer algo de esa casualidad, le encontrará sentido al mundo, aunque sepa que somos solo partículas gobernadas por leyes físicas.

La verdad del polímata

Greene es un reputado astrofísico, pero ¿qué sabe de poesía, de estética, de música? Y sin embargo se adentra sin sonrojo en ellas con el argumento de que el universo es uno, con nosotros dentro, y regido por las mismas leyes, aunque sean muchos los caminos que conducen a conocerlo y conocernos. Si fuera un poeta, en cambio, un experto en psicotrópicos (que también describe por experiencia) o un tenor quien se arriesgara a explicar a Maxwell, sería destrozado por la crítica científica. Y, sin embargo, este pionero de la teoría de supercuerdas no renuncia a ninguna disciplina y, como buen polímata, argumenta contra la hiperespeciali­zación que quien profundiza en una materia descubre otras. Y solo quien aspira a aprender de todo alcanza a saber algo. Y tiene razón.

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20201124/49662118407/la-seleccion-natural-empezo-en-la-materia-antes-que-en-la-vida.html

Resucitan gusanos de hace 42.000 años a causa del deshielo en Siberia

Nematodos de dos especies comenzaron a moverse y a alimentarse después de milenios preservados en el permafrost

Los rusos descongelan unos gusanos prehistórico y continúan con vida
Los rusos descongelan unos gusanos prehistórico y continúan con vida

El ser humano suele considerarse como el dueño y señor de la creación. Pero, ¿y si le dijéramos que cuatro de cada cinco animales del planeta es un nematodo, es decir, un gusano pequeño y sencillo, que normalmente no mide más de un milímetro? Quizás no se lo creería, pero los nematodos son tan abundantes sobre la superficie del planeta que, si borráramos toda la materia que forma la Tierra, podríamos ver el perfil de montañas, colinas, valles, ríos, lagos y océanos, representados por una capa de nematodos. Incluso, podríamos intuir dónde están los árboles, los animales y las ciudades. Seríamos capaces de determinar qué especies eran antes de borrarlos, sencillamente examinando los nematodos presentes. Al menos si lo que dijo el biólogo Nathan Cobb es cierto.

Por todo esto no sorprende que los cambios globales que afectan al planeta tengan algún tipo de repercusión sobre los nematodos. Un estudio publicado en la revista Doklady Biological Sciences ha informado de un sorprendente hecho. Los científicos han detectado que la fusión del permafrost, en Siberia, está permitiendo volver a la vida a nematodos congelados desde hace 42.000 años.

De hecho, han visto cómo animales de dos especies de nematodos, que vivieron en el Pleistoceno, volvían a estar activos. Según han asegurado, han dado con la primera evidencia que demuestra la criopresevación natural de animales multicelulares.

Los científicos recogieron 300 muestras del permafrost ártico y hallaron una buena colección de nematodos bien preservados. Entre todas ellas, había muestras procedentes del Río Alazeya, con 32.000 años de edad, y del río Kolyma, con 42.000.

Vuelta a la vida, con apetito

En el laboratorio observaron con sorpresa cómo al descongelarlos y al ponerlos en medios de cultivo, animales de dos especies, Panagrolaiums detritophagus y Plectus parvus, comenzaban a moverse y a alimentarse de su plato favorito: las bacterias.

Esto incorpora a los nematodos al «selecto» club de seres vivos capaces de sobrevivir a una glaciación y volver a despertar milenios después. Entre ellos están multitud de bacterias, hongos, algas, levaduras, amebas, esporas, semillas, etc. Y sin olvidar a los virus, entidades no vivas pero que pueden pasarse decenas de miles de años en el permafrost y volver a infectar cuando bajan las temperaturas.

¿Cómo lo hacen? Los investigadores no saben cómo es posible, pero sugieren que estas dos especies cuentan con un mecanismo adaptativo para sobrevivir a la congelación durante períodos muy largos de tiempo, y que comprenderlo puede ser muy interesante para varios campos de conocimiento. Por ejemplo, podría ser útil para la criomedicina, puesto que quizás más adelante se pueda criogenizar a personas para futuros tratamientos. También es interesante para la astrobiología: para buscar vida en otros planetas, algunos de ellos posiblemente muy fríos, es esencial conocer sus límites.

https://www.abc.es/ciencia/abci-resucitan-gusanos-hace-42000-anos-causa-deshielo-siberia-201808260218_noticia.html

Extinció en massa

Vivim una època convulsa, certament, i soc conscient que vivim perillosament prop d’un canvi climàtic irreversible, però sabíeu que ja estem immersos en la sisena gran era d’extincions massives? Estem posant fi a la diversitat animal d’aquest planeta i aquesta pèrdua ens agafarà de ple. Abans que l’increment de temperatura faci inhabitable bona part del nostre planeta, molts dels ecosistemes hauran perdut el seu equilibri per la destrucció de poblacions senceres de certes espècies, el que comporta l’empobriment de la seva diversitat genètica i la seva extinció.

especies perill extincio
Percentatge de les espècies dins dels grans grups de vertebrats que es troben en perill d’extinció (imatge extreta de Ceballos, Erlich i Raven, 2020)

Durant els últims 450 milions d’anys, el nostre planeta, la Terra, ha viscut cinc períodes d’extinció en massa. Aquests períodes han sigut causats per desastres naturals d’elevada magnitud –com ara erupcions volcàniques massives, l’exhauriment de l’oxigen oceànic, l’impacte d’un asteroide, o l’increment de la temperatura global– i entre el 70%-95% de totes les espècies vivents es van extingir en un sospir. En tots els casos, la diversitat i riquesa de les formes de vida han tornat a ressorgir, però després de milions d’anys d’evolució. Actualment, es considera que viuen sobre la Terra al voltant del 2% de totes les espècies d’éssers vius que mai han existit, la qual cosa implica que l’espècie humana ha sorgit dins d’una era amb una elevadíssima diversitat biològica. Però hem entrat ja fa temps en la sisena extinció en massa, de forma molt acusada des del segle XIX, i això es deu directament o indirecta a l’acció humana, que en els últims 10.000 anys ha passat d’una població mundial calculada d’un milió de persones a més de 7.700 milions, quasi quatre ordres de magnitud superior.

Aquesta extinció en massa està sent cada cop més accelerada, molt probablement perquè les poblacions humanes creixem descontroladament i amenacem de mort els hàbitats d’altres espècies. Si ens esperaríem de mitjana dues-tres espècies extingides per cada 10.000 espècies en un segle, només en els últims 100 anys, han desaparegut més de 400 espècies de vertebrats, i es calcula que cap al 2050, ja se n’hauran extingit més de 1000. Si només pensem en els vertebrats terrestres, de les aproximadament 29.400 espècies que coneixem, n’hi ha 515 (un 1,7%) que tenen menys de 1.000 individus en tot el món, i d’un bon nombre d’espècies en queden de 1.000 a 5.000 exemplars, que són els següents de la cua de les extincions. Aquestes poblacions són tan limitades que podem preveure que ben aviat ja no hi seran. Penseu en tots els llibres de contes que tant ens agrada llegir als petits. Aviat no hi haurà pandes gegants, ni rinoceronts a Sumatra, ni tortugues a les illes Galápagos, ni cabres ibèriques o linxs ibèrics… es comença per aquí i s’acaba amb goril·les, orangutans, lleons i tigres… Tindrem llibres de contes plens d’animalons extingits.

Us pot semblar poc rellevant, però és que cada espècie és diferent i única, i quan una s’extingeix, perdem els seus gens, les seves particulars característiques i tot el rang d’interaccions que tenen amb altres espècies i amb l’ambient. Cada espècie té una funció dins del seu ecosistema, i quan una s’extingeix, hi ha un seguit d’extincions més, perquè depenien de la relació amb la primera. N’hi ha qui parla de “zombis ecològics”, aquells animals que eren importants per sostenir un ecosistema, i que amb els números tan disminuïts i sense l’ecosistema original han passat a ser una curiositat del zoològic o d’una reserva animal. Això ha passat amb els bisons americans, que van ser els reis de les praderies de Nord-amèrica. Fins al segle XIX, es calcula que hi havia de 60 a 80 milions d’animals, van arribar a ser menys d’un miler, degut a la cacera exhaustiva que se’n va fer durant la construcció del ferrocarril, com a font de carn i també per tal d’eliminar el perill que suposaven les seves estampides. Avui només queden unes desenes de milers de bisons en reserves, però és que tampoc no queden praderies. Tot és agricultura extensiva.

La majoria d’espècies de vertebrats en extinció es troben en regions tropicals i subtropicals a Sud-amèrica, Àsia, Àfrica i Oceania, també en petites illes, on els humans han ocupat el territori i expulsat a les espècies endèmiques. La major part de les espècies que s’han extingit són amfibis i aus. Les aus continuen estant a la llista dels animals amb major perill d’extinció en proporció.

No fa pas gaire, es va publicar un article que parlava que ja no hi ha ocells, els camps i les ciutats s’han tornat silenciosos a Europa i Amèrica. L’anàlisi del genoma d’alguns d’aquestes espècies d’ocells que s’han extingit durant el segle XX i dels quals en tenim mostres d’esquelets i plomes demostren que l’extinció va ser sobtada i clarament lligada a l’expansió dels humans en els seus territoris habituals. Els humans contaminem i destruïm ecosistemes, canviem les condicions de vida i de pas que els fem habitables per a nosaltres, arraconem i extingim a les espècies que hi habiten. Encara més, també fem negoci amb les espècies salvatges, que en algunes cultures són caçades de forma il·legal perquè són considerades un menjar selecte, un talismà protector o portadors de presumptes propietats curatives.

Cal una reflexió profunda i una acció concertada global. Estem provocant l’extinció en massa de milers d’espècies, i si no ho aturem, més tard o més d’hora acabarem estant en aquesta llista, ja que un món sense suficient diversitat biològica no és sostenible.

https://www.elnacional.cat/ca/opinio/gemma-marfany-extincio-massa_547725_102.html

El salmón no remonta los ríos españoles

El declive de la especie es tan insostenible que hay colectivos de pescadores que piden que no se siga permitiendo el sacrificio de los ejemplares que se capturan

Un ejemplar de salmón en un río.

El salmón atlántico (Salmo salar) regresa a los ríos que le vieron nacer para desovar. O eso intenta. Su declive es tan brutal que ha desaparecido de la mayor parte de los cauces de la península Ibérica en los que nadaba.“Había presencia histórica en 45 ríos, pero ahora se calcula que ha desaparecido en un 60% de ellos. La regresión en tiempos recientes es palmaria”, explica David Álvarez, biólogo y profesor de Zoología en la Universidad de Oviedo. Las poblaciones salmoneras ibéricas, que sobreviven en Asturias, Cantabria, Galicia y Navarra, constituyen el límite meridional de distribución de la especie en Europa, y se enfrentan desde hace décadas a ríos con presas, que se convierten en obstáculos insalvables para estos migradores. Pero también a la sobrepesca, la contaminación y las consecuencias del cambio climático (aumento de temperaturas y disminuciones en el caudal de los ríos).

Ni siquiera el confinamiento por la covid-19 ha dado un respiro a la emblemática especie. Álvarez asegura que “se ha perdido una oportunidad para haber impuesto una veda de un año, pero no, incluso el Gobierno rectificó y permitió pescar en la fase 2, cuando no era lo previsto”. Detrás de esta decisión, añade, se encuentra la presión social que ejercen algunos colectivos de pescadores y otros vinculados al turismo. “Ahora hay un aluvión de gente y lo que no se ha capturado durante el estado de alarma se está sacando ahora”, asegura. Las cifras de las capturas, en las que se basan los datos oficiales, son contundentes: en los años 50 del siglo pasado se llegaron a pescar en los ríos de la península Ibérica 10.000 ejemplares, en este siglo la mejor temporada fue la de 2005 con 3.302 capturas, que bajaron hasta 400 cinco años después. En 2018, se pescaron 828. “Hay muchas variaciones dependiendo de los años, porque unas temporadas regresan más que otras, pero la tendencia a la baja es tremenda”, mantiene Álvarez.

“Aplicando la lógica, la especie debería estar estrictamente protegida para no matar a ningún reproductor más, como mínimo hasta que haya indicios de recuperación, algo que no se sabe si se puede conseguir”, añade. Hay pescadores conscientes de la terrible situación de la especie que emprende migraciones desde los ríos donde nace a miles de kilómetros para concentrarse en los caladeros de engorde en la zona comprendida entre las islas Feroe y Terranova. Manolo Mouza, presidente de la Federación Gallega de Pesca, admite que “no podemos seguir matando salmones” y propone la pesca sin muerte. Pero, “la Administración no se atreve a tomar medidas que pueden ser poco populares”. Mouza recuerda cuando pescaban 12 salmones en una mañana en el río Ulloa, una cifra a la que ahora no se llega ni en la temporada completa. Ellos también propusieron dejar este año en blanco, “y nos llovieron las críticas”.

En Asturias, zona salmonera por excelencia con unas tasas de captura anuales que rondan los 1.000 ejemplares, ha nacido la asociación de pescadores independientes Asturias Salmón Vivo. Eugenio Saavedra, miembro de la organización, explica que el declive de la especie a nivel global “es brutal y especialmente en los ríos ibéricos con unas poblaciones mínimas”. Conoce muy bien el río, pescó su primer salmón hace 45 años, y piensa que la clave es actuar sobre los cauces para eliminar barreras y que lleguen salmones reproductores. “Nuestro colectivo está dispuesto hasta a dejar de pescar, pero como confluyen muchos intereses, lo que proponemos es pesca sin sacrificio devolviendo el ejemplar al río”, explica. De esta forma, moriría un 10%, “pero se salvaría el 90% restante”. Sería el camino para que los pescadores pudieran contribuir a que “todos los salmones que retornan desovaran, porque perder a esta especie es un crimen desde cualquier punto de vista”.

Pescar un salmón y donarlo

Existen varias iniciativas en las comunidades en las que se pesca salmón para intentar frenar el declive. Una de ellas es el proyecto Arca en Asturias, desarrollado por la Sociedad Mestas del Narcea, que pide a los pescadores que donen ejemplares reproductores que capturen para utilizarlos en la repoblación de la propia cuenca. En Navarra existe otra actuación similar dentro del proyecto Life Irekibai, que trabaja para mejorar el hábitat y la conectividad de los ríos en las cuencas del Bidasoa y del Leitzaran.

El Gobierno del Principado de Asturias ha soltado este año 300.000 alevines de la especie en los ríos Sella y Cares y sus afluentes, además limita la pesca a cuatro salmones por pescador y año. El problema de las repoblaciones es que no han demostrado ser efectivas. “Estamos soltando miles de peces que proceden de muy pocos padres, esto reduce la variabilidad genética, lo que produce un deterioro de la especie haciéndola más vulnerable en un contexto actual de cambio climático”, explica Álvarez.

Una alga invasora d’origen australià posa en alerta el Parc Natural del Cap de Creus

L’espècie pot matar coralls, gorgònies, prats de posidònia o esponges de mar

L'alga invasora.

La presència d’una alga invasora ha posat en alerta el cap de Creus. Se la coneix amb el nom científic de Caulerpa cylindracea, és d’origen australià i sota l’aigua fa emmalaltir tot el que toca. Pot causar la mort de tota la flora autòctona que li surti al pas: coralls, gorgònies, prats de posidònia o esponges de mar. Tot sucumbeix a la Caulerpa. “Actua com si fos un abric sobre els altres organismes: no poden menjar ni respirar i s’ofeguen”, apunta Gerard Carrión, tècnic de biodiversitat del Parc Natural del Cap de Creus. “Els ecosistemes variats que tenim ara poden quedar afectats de manera important perquè quan apareix, s’expandeix i prolifera, té capacitat per formar colònies amb facilitat”, assenyala. El primer avís de la presència de l’espècie invasora el va fer un submarinista que feia immersió a la cala Galladera, una abrupta colzada del cap de Creus, inabastable si no és per mar. La zona, al nord del far, està ara delimitada amb unes grans boies grogues, d’on penja un avís que adverteix de la presència de l’alga.

Dos tècnics del parc natural patrullen set dies a la setmana, si la tramuntana no ho impedeix, per les 3.000 hectàrees marines que hi ha des de la punta Falconera de Roses fins a la cala Tamariua, al Port de la Selva (Alt Empordà). S’apropen a les embarcacions que fondegen prop de la costa i avisen de la necessitat d’extremar la vigilància i no ancorar dins de la zona prohibida de la cala Galladera.

L’alga és petita però letal. “No té ni un pam, però el problema és que es dispersa amb facilitat”, explica Carrión. Les peculiaritats de la planta han forçat a implantar una estratègia de supervisió i control i s’ha optat per rebutjar mètodes expeditius: “Per més que la vulguis arrencar, sempre en queda una mica i continua dispersant-se”. Tècnics d’Ecologia Marina de la Universitat de Barcelona, encapçalats pel doctor Bernat Hereu, són els encarregats de fer el seguiment de l’evolució de l’alga al fons marí. La prohibició de pescar o ancorar a la cala Galladera respon a la voluntat d’evitar que trossos de l’alga quedin enganxats als baixos d’alguna embarcació i, des d’allà, es puguin propagar a altres punts de la costa. La Caulerpa té capacitat per resistir viva diverses hores fora de l’aigua i conservar la seva capacitat infecciosa.

El parc natural ha editat fulletons informatius adreçats als habituals de la zona per alertar de la presència de l’alga i per conscienciar de la necessitat d’avisar immediatament si se’n detecta algun focus en una altra zona. ”Com més ulls, millor”, reconeixen des del parc natural. La Caulerpa cylindracea es va detectar per primera vegada a Tunísia el 1926 i a partir del 1990 ha tingut una ràpida expansió pel Mediterrani. És una alga verda que creix arran de terra formant estolons i que té unes estructures verticals de 10 a 20 centímetres, en forma de petites vesícules. Fins ara, la presència més propera de l’alga s’havia detectat a Roses, prop de la platja de l’Almadrava, i a Cerbère, a la costa francesa. Tots dos focus estan allunyats més de 20 quilòmetres de la cala Galladera, de manera que, de moment, no s’ha pogut concretar la causa del brot que ha aparegut en ple Parc Natural del Cap de Creus. “És a poca profunditat, uns 10 metres, de manera que sembla molt difícil l’opció d’un vaixell pesquer. Podria haver arribat amb un altre tipus d’embarcació o per causes naturals, arrossegada per efecte dels corrents marins”, assenyala Carrión.

Hospital Clínic prova amb ÈXIT un robot que desinfecta les habitacions

El empleo de la máquina permitiría reducir a 10 minuts el tiempo que dura el proceso de desinfección hospitalaria que puede llegar a superar las 48-72 horas

El Hospital Clínic prueba con éxito un robot que desinfecta las habitaciones

Ante el coronavirus, medidas ingeniosas que reduzcan tiempo y aumenten eficacia. El Hospital Clínic de Barcelona ha probado con éxito el primer robot autónomo que desinfecta habitaciones y salas mediante luz ultravioleta, con la que consigue eliminar el 100 % de hongos y bacterias y reduce mucho el tiempo para llevar a cabo la desinfección.

Según ha informado el hospital en un comunicado, la posibilidad de probar y utilizar este sistema ha partido de una iniciativa liderada por la asociación COVIDWarriors que, a partir de una cesión de la empresa fabricante de robots MIR robotics, involucró a MTS tech para crear el robot.

https://www.lavanguardia.com/vida/20200617/481823166418/hospital-clinic-exito-robot-desinfecta-habitaciones.html