Category Archives: geopolítica

Tropic, el tesoro submarino por el que pugnan España y Marruecos y que aún está lejos de ser alcanzable

Ubicación del monte submarino Tropic, que se disputan España y Marruecos.

Se llama Tropic, tiene aproximadamente 120 millones de años y está en el punto de mira de España y Marruecos. Los dos países quieren apropiarse de este monte submarino que se encuentra a unos 4.000 metros de profundidad -su cima está a unos 1.000 metros bajo el mar- por el tesoro que esconde: una gran  reserva de Telurio, Cobalto y Tierras raras, entre otros minerales, de gran importancia para la tecnología verde del futuro y cada vez más del presente. 

Este antiguo volcán que en su día probablemente llegó a ser una isla no está solo. Cerca de él hay varios montes submarinos con características similares como el Bimbache, Echo, The Paps y Drago, que forman parte de esa cadena montañosa conocida como las “abuelas de Canarias” o la “Provincia Volcánica de las Islas Canarias” porque comparten el origen volcánico del archipiélago, pero datan de mucho antes.

Lo que les diferencia y donde está el conflicto es en su ubicación. Mientras el resto de montes submarinos se encuentran dentro de las 200 millas náuticas de plataforma continental que tiene España -por tanto está bajo su titularidad-, el Tropic está a unas 269 millas al sur de El Hierro. Nuestro país solicitó en 2014 a la ONU la ampliación de su plataforma continental a 350 millas náuticas, lo máximo permitido, pero esa petición sigue en estudio y ahora es Marruecos quien, de forma unilateral, ha ampliado la suya -incluyendo aguas saharauis- anexionándose parte de las aguas que reclama España y que incluyen el monte Tropic. 

Éste, según las investigaciones llevadas a cabo, contiene un gran yacimiento de Telurio, un material que se utiliza en la fabricación de paneles solares y que es muy escaso en la corteza terrestre. “En ella se extrae en cantidades de 0.01ppm (partes por millón). Solo hay yacimientos en Rumanía, México, Australia y EE UU donde las cantidades son mayores”, explica Egidio Marino, geólogo y doctorando en mineralogía y geoquímica de los costras de hierro manganeso de los montes submarinos de las Islas Canarias. En la costra del Tropic, apunta, las cantidades que se extraen rondan entre entre los 40 y 60ppm: “Son 6.000 veces más que en la corteza terrestre”.

Pero no es el único material importante que se encuentra en el Tropic. También abunda el cobalto, un elemento que se utiliza para la fabricación de baterías de coches eléctricos y cuya cantidad en este monte submarino es 414 veces superior al de la corteza terrestre, según un estudio realizado por el IGME, el IEO y la Universidad Complutense de Madrid publicado en Ore Geology Reviews por este mismo investigador. 

Las Tierras Raras, utilizadas para la elaboración de potentes imanes en los molinos de viento, también están muy presentes, así como el vanadio, el bario, el níquel o el plomo. “El monte submarino es un volcán. Cuando acaba su formación se incrustan restos de óxido de manganeso y atrapan y acumulan otros metales como estos, aunque hay más”, explica este investigador. No obstante, aclara, las cantidades de estos materiales que contiene el Tropic son similares al del resto de montes submarinos vecinos. “Los montes que se encuentran en el Atlántico son muy ricos en minerales, pero no solo los españoles”.

Con la tecnología actual es imposible explotarlo

Lo que ha traido a Tropic a la actualidad es la pugna por su titularidad, ya que su explotación podría traer grandes beneficios económicos al país que lo domine. No obstante, alcanzar este objetivo está lejos de alcanzarse, ya que con la tecnología actual es prácticamente imposible explotarlo por la profundidad a la que se encuentra.

“Los fondos oceánicos ocupan casi el 70% de toda la superficie terrestre, y de todo ello solo conocemos lo que está cerca de las costas. Lo que está más profundo de los 500 o 600 metros es casi desconocido porque es difícil de explotar o ni siquiera se conoce. Cuando hablamos de fondos oceánicos como los de Canarias, que son más de 5.000 metros de profundidad, hay mucha zona sin estudiar. Si ya hablamos de explotación nos vamos a 20 o 30 años“, explica Marino.

ncluso con la maquinaria necesaria, el geólogo avisa de que cualquier extracción tendría lugar a largo plazo incluso aunque Marruecos o España consiguieran hacerse con él, ya que antes de llevarla a cabo es necesario realizar una serie de estudios que determinen no solo si es rentable económicamente sino otro tipo de coste: el medioambiental. “Los ecosistemas tan profundos son muy tranquilos y cualquier cambio puede destruirlos. En el mar, cuando rompes algo creas una pluma de sedimentos, y eso puede afectar por ejemplo a los bancos de peces”, defiende Marino.

La pugna entre los dos países vecinos es, por tanto, por un tesoro aún inalcanzable.

https://www.20minutos.es/noticia/4699776/0/un-estudio-concluye-que-hay-seis-veces-mas-aves-que-humanos-en-el-mundo/

Marruecos desafía a España en busca de los ricos yacimientos de las aguas al sur de Canarias

  • El monte submarino Tropic esconde el mayor yacimiento de telurio del mundo, necesario para la fabricación de paneles solares y otros elementos
  • La ministra de Exteriores española viaja este viernes a Rabat para reunirse con su homólogo marroquí
  • La delimitación de las fronteras debe hacerse tras el diálogo y acuerdo con los países vecinos, lo que obligaría a Marruecos a negociar con España, Mauritania, Argelia y el Sáhara Occidental
Montes submarinos al sur de Canarias

Marruecos defiende que está en su derecho de definir sus fronteras marítimas, pero no lo había hecho hasta que se ha descubierto que bajo las aguas al sur de Canarias se encuentra un monte llamado Tropic, un antiguo volcán que constituye un verdadero tesoro por su alto contenido en telurio y otros minerales y metales. …

https://www.eldiario.es/canariasahora/internacional/minerales-ocupacion-sahara-occidental-marroquies_1_1067548.html

El Sáhara Occidental en la telaraña de intereses de EEUU

El 11 de diciembre de 2020, y poco antes de dejar la Casa Blanca, el presidente Donald Trump emitió una proclamación oficial en apoyo a la soberanía de Mohamed VI sobre el Sáhara Occidental, territorio disputado por Marruecos y el Frente Polisario, infringiendo las resoluciones de la ONU y el consenso internacional y provocando una grave crisis en Oriente Próximo y el norte de África, era el precio de que Rabat reconociera al Estado israelí. Una vez más Tel Aviv consigue arrastrar a la superpotencia a ejecutar su propia agenda.

El Marroc planteja nous desafiaments geopolítics, més enllà de Ceuta

Migrants cross into the Spanish enclave of Ceuta, near the border of Morocco and Spain, on Tuesday, May 18, 2021. Spain deployed its military to the Moroccan border Tuesday as thousands of migrants jumped fences or swam onto European soil for the second day in a row after Rabat loosened border controls amid a deepening diplomatic spat. Morocco's loosened border watch came after Spain decided to grant entry for medical treatment to the chief of a militant group that fights for the independence of Western Sahara. Morocco annexed the sprawling region on the west coast of Africa in 1975. (AP Photo/Bernat Armangue)
Aspecte que oferia la zona fronterera de Ceuta amb el Marroc dimarts en plena allau humana, facilitada per les autoritats marroquines.  Bernat Armangue / AP

A Pedro Sánchez li van funcionar els reflexos. L’allau humana que es va produir a Ceuta entre dilluns i dimarts d’aquesta setmana per decisió de les autoritats marroquines podria haver deixat el Govern espanyol fora de combat, quinze dies després del fiasco de les esquerres a les eleccions regionals de Madrid. El KO era a prop.

Sánchez va donar l’ordre immediata de desplegar l’exèrcit a Ceuta i dimarts al matí va ­comparèixer davant l’opinió pública amb un discurs enèrgic de defensa de la integritat territo­rial del país, per després pujar a un helicòpter Superpuma de l’Exèrcit de l’Aire amb rumb a Ceuta i Melilla. No hi va haver temps mort en la resposta governamental espanyola al desafiament marroquí. No hi va haver espai per a un moment Abascal a Ceuta.

El gabinet de la Presidència del Govern es va moure amb molta rapidesa i el grup dirigent d’ Unides Podem va entendre –aquesta vegada sí– que el silenci també és un bé preuat en política. Hi ha moments en què cal saber callar. Quan el líder de Vox va arribar a Ceuta dimecres a la nit per clamar contra la “invasió” marroquina, el seu col·lega Matteo Salvini ja havia elo­giat la contundència escènica del Govern espanyol. “ Espanya (amb un Govern d’esquerres) desplega l’exèrcit a la frontera per bloquejar ingressos il·legals. Esperem notícies del Viminal” (seu del Ministeri de l’Interior italià), va escriure el líder de la Lliga.

El Marroc treballa perquè Biden no revisi la decisió de Trump sobre el Sàhara …

Washington vol que el Marroc mantingui la bona entesa amb Israel …

https://www.lavanguardia.com/encatala/20210523/7475360/marroc-planteja-nous-desafiaments-geopolitics-mes-enlla-ceuta.html

El govern espanyol ha d’explicar què està passant amb el remdesivir

Quan va aparèixer la COVID-19, una de les primeres estratègies per trobar un tractament va ser cercar una cura entre aquelles molècules que ja s’havien investigat per tractar virus similars. Una d’aquestes molècules va ser la del remdesivir.

Malgrat els esforços (i la gran quantitat de diners públics invertits) la molècula de Gilead per l’Ebola no va funcionar. Les proves in vitro van mostrar una “potent activitat” contra el virus i els assajos amb animals van tenir “un èxit sense precedents”. Però quan es va provar en humans, els resultats del remdesivir van ser “decebedors”5.

Però malgrat que governs d’arreu del món han pagat milers de milions a Gilead pel seu subministrament, les “promeses” del remdesivir no acaben de fer-se realitat. Que els governs (inclòs l’espanyol) aprovin una despesa multimilionària per un medicament no hauria de ser notícia. El que no és tan habitual és que es gastin tants diners en un medicament l’eficàcia del qual no ha estat demostrada de manera clara i inequívoca. I l’eficàcia del remdesivir, malgrat el seu alt preu, no ho ha estat. Com pot estar passant això? 

El juny de 2017 el Butlletí Groc de l’Institut Català de Farmacologia presentava un informe titulat “Farmacovigilància a Europa: protegeix realment als pacients?”58 A les conclusions es podia llegir:

L’EMA és poc exigent amb les garanties de seguretat dels nous fàrmacs i triga molt a reaccionar quan apareix un problema. (…) La ciutadania no està protegida davant un problema creixent de salut pública”.

Hi ha algú a les múltiples agències i organismes públics, algú a les subdireccions i secretaries generals avaluant advertències com aquestes?

https://octuvre.cat/el-govern-espanyol-ha-dexplicar-que-esta-passant-amb-el-remdesivir/

Evitemos que Pekín tome decisiones clave para nuestra vida

Fidel Sendagortadiplomático y geoestratega: publica ‘Estrategias de poder’

Fidel Sendagorta, diplomático y geoestratega: publica ‘Estrategias de poder’

De oportunidad a amenaza

En China nació la Covid-19 y China ha sido la que, gracias a ella, más suministros sanitarios ha vendido. El ideólogo de Trump, Steve Bannon, ya advirtió que la campaña electoral del presidente tendría tres obsesiones: China, China y China. Y los europeos hemos dejado de verla como oportunidad de mano de obra barata para temerla como amenaza, por que ya toma decisiones estratégicas sobre nuestra vida en inteligencia artificial, coche eléctrico (adelanta a EE.UU. Alemania y Japón en baterías) y robótica. Sendagorta concluye que sólo si los europeos reafirmamos nuestros valores de democracia y libertad sin los que la prosperidad no tiene sentido podemos frenar su hegemonía.

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20201002/483785810728/evitemos-que-pekin-tome-decisiones-clave-para-nuestra-vida.html

La fiebre de los minerales sube

Las renovables son la salvación de la minería, pero la extracción plantea cuestiones geopolíticas y ecológicas

La fiebre de los minerales sube
Dos mineras en la zona de Rancagua, Chile, rica en cobre —  EFE

Las megaminas a cielo abierto de cobre, hierro o níquel en las cordilleras de Sudamérica o África no serían las imágenes más indicadas para ilustrar la transición a la economía verde del siglo XXI.

Pero la estrategia de maximizar el crecimiento del PIB mundial en las próximas décadas a la vez que eliminar los gases invernaderos supondrá un aumento de la demanda de un centenar de minerales, desde la plata al plomo, el litio al grafito, el zinc a las llamada tierras raras.

Para cumplir con los objetivos del Acuerdo de Paris de mantener la subida de temperaturas por debajo de dos grados Celsius, la producción de los 17 minerales más importantes para la producción de energías renovables y la fabricación de vehículos eléctricos, tendría que subir de 40 millones de toneladas anuales a 140 millones antes del 2050, un aumento del 3.500%, según los cálculos de la Agencia Internacional de Energía. El Banco Mundial calcula que la demanda total de minerales necesarios para la transición alcanza una estratosférica 3.000 millones de toneladas.

Será una tabla de salvación para el sector de la minería, que se ha resentido en los últimos años del fin del llamado superciclo en el mercado internacional de metales. Pero las consecuencias medioambientales pueden ser graves.

Una economía de bajas emisiones “requerirá grandes cantidades de minerales porque las tecnologías de energía limpia –solar , eólica y geotérmica– necesitan más materiales que las tecnologías basadas en combustibles fósiles”, advierte el Banco Mundial en un informe publicado este año (1).

Cientos de miles de turbinas eólicas, algunas más altas que la torre Eiffel, serán construidas en los próximos años y exigirán enormes cantidades de cobalto, zinc, molibdeno, aluminio, zinc, cromo , entre otros metales.

Asimismo, la construcción de otras miles de centrales de energía fotovoltaica generará una demanda de millones de toneladas de cobre, hierro, plomo, plata , aluminio y níquel sin olvidar las tierras raras y minerales críticos como el indio, galio, germanio, selenio.

Ya que se necesitan 3.000 paneles solares para generar un solo megavatio de electricidad, el Banco Mundial calcula que la demanda de materias primas para fabricar estas instalaciones fotovoltaicas subirá el 300% antes del 2050.

La demanda de tecnologías de almacenamiento de energía en baterías de ion de litio supondrá antes del 2050 un aumento del 500% de la demanda de cobalto, litio y grafito, advierte el Banco Mundial. Si se incluye la demanda de la industria de automóviles eléctricos, la subida supera el 1000%. No se descarta sin embargo que las nuevas tecnologías de baterías Redox Flow –cuyos minerales críticos son el vanadio y el niobio– vaya sustituyendo las de litio.

En términos de porcentaje, no subirá tanto la demanda de metales ya utilizados intensivamente en la vieja economía de combustibles fósiles como el cobre o el aluminio. Pero en términos absolutos, las cantidades serán enormes. Según el Banco Mundial, entre el 2018 y el 2050, la transición energética usará 30 millones de toneladas de cobre, 103 millones de toneladas de aluminio y 2.500 millones toneladas de hierro.

La capacidad europea para conseguir las tierras raras y minerales críticos necesarios para la transición es un asunto espinoso. El suministro de las tierras raras dyprosium, neodimio y praseodimio, esenciales para la fabricación de las turbinas eólicas, “serán vulnerables a cuellos de botella”, advierte un informe del centro de investigación conjunta de la UE del 2016.

El 90% de las reservas mundiales de estos minerales se encuentran en China. Europa depende del gigante asiático para nada menos que el 98% de sus suministros. “Hay que diversificar las fuentes de suministro , reciclar más y buscar sustitutos”, dijeron fuentes de la comisión. “Aun así la dependencia de la UE para tierras raras será muy alta”, reconocieron.

“Incluso después de alcanzar una plena transición energética, si se quieren mantener tasas de crecimiento del PIB mundial como antes, el stock global de paneles solares y turbinas de viento y baterías tendrían que ser duplicados cada 30 o 40 años”, advierte Jason Hickel en su nuevo libro Less is more .

Incluso la autora del informe de la Comisión Europea, Darina Blagoeva, reconoce la envergadura del reto. “Los recursos globales son finitos; el crecimiento del PIB es infinito”, subrayó en una entrevista grabada en un vídeo de divulgación del informe.

En un mundo de menguantes recursos minerales, la carrera a la economía verde generará cada vez más tensiones geopolíticas En América Latina, Estados Unidos ya se emplea fondo para frenar la presencia china en sectores extractivos a la vez que empieza a financiar sus propios proyectos. Un ejemplo es la nueva mina de cobalto y níquel de Techmet en el estado brasileño de Piauí próximo a la Amazonia. Su principal fuente de financiación es la Corporación de Desarrollo Financiero, creada por la administración Trump en el 2018. Washington tomó una participación en lamina en septiembre, poco después de que el mandatario republicano anunciara un “estado de alarma” debido a la “dependencia de adversarios extranjeros para conseguir minerales críticos”.

No solo el medio ambiente latinoamericano está en juego. Para reducir la dependencia extranjera de estos minerales, la UE ha incluido en su plan estratégico la búsqueda de fuentes de suministro “indígenas” es decir en Europa. Una mina a cielo abierto en Cáceres de la multinacional australiana Infinity Lithium es una de los proyectos respaldados por la Comisión. “España es un país que tiene potencial para suministrar litio y níquel”, dijeron las fuentes de la comisión.

Pero en Cáceres no lo tienen tan claro. La plataforma ciudadana Salvemos la Montaña teme la contaminación del agua en la Ribera del Marco y daños a un ecosistema único en la sierra de la Mosca.

(1) Minerales for climate action: the mineral intensity of the clean energy transition , World Bank 2020.

https://www.lavanguardia.com/economia/20201227/6150416/fiebre-minerales-energia-renovable-extraccion.html

Acabes pensant que ningú no vol liquidar Estat Islàmic

Lamentem els atemptats mentre ens posem samarretes patrocinades per Catar’, deia Pius Alibek en aquesta entrevista a VilaWeb

Feia una setmana dels atemptats de París contra terrasses de bars, contra la sala Bataclan, contra l’Estadi de França… Alibek, nascut a Ainkawa, al Kurdistan, va estudiar filologia a Bagdad, va continuar els estudis a Londres i va arribar a Barcelona el 1981. A Arrels nòmades (la Campana, 2010) relatava els seus anys d’infantesa i de joventut a l’Irac, un país que ha canviat tant des que ell era petit.

El coneixement que té de la situació del Llevant i la seva condició de barceloní ens ajuden en aquesta conversa (que aquesta vegada tenim una setmana després de l’atemptat de la Rambla) a sacsejar la manera com ens mirem el problema: com veiem l’amenaça del gihadisme, qui hi té interessos, com enfoquem els debats sobre l’islamisme radical… ‘Tothom estava d’acord que l’Aràbia Saudita i Catar subvencionessin l’organització gihadista al-Nusra al principi. I quan passa això que passa a París, la gent s’escandalitza’, deia Alibek el 2015. Ara això ha passat a Barcelona.

Què vau pensar dijous passat, quan vau veure l’atemptat a la Rambla?
—Vaig pensar: ja ha passat. Qualsevol dia podia passar a qualsevol lloc de qualsevol ciutat europea. Era previsible que passés, i continuarà passant. Vaig pensar això, a part la sensació d’impotència i de tristesa.

Resignació?—Sí, totalment. Nosaltres ja acceptem que això és una cosa que pot passar, perquè no trobem la manera de saber què passa realment. I en canvi ens entretenim amb debats inútils, en comptes d’anar a l’arrel de la qüestió i intentar resoldre totes aquestes desgràcies.

Voleu dir que veiem això com una cosa inevitable, com si fos una catàstrofe natural?—Sí, com la possibilitat que caigui una calamarsada. Com si fos un fenomen natural, que avui toca aquí però hauria pogut caure en una altra ciutat. Això encara és més greu. L’atemptat ha afectat una gent que ha mort o que ha quedat ferida. Però en realitat això forma part d’una cosa molt més gran que diàriament mata centenars de persones arreu del món.

No tenim prou perspectiva per a veure aquesta cosa més gran?—No en tenim i sembla que no en vulguem tenir, perquè després d’això que ha passat a Barcelona els grans debats són, per exemple, si l’islam és això o és allò. Però què dieu? Totes les relacions monoteistes són tan assassines com pacificadores, depenent de la interpretació que se’n faci. L’islam, en això, no és diferent de cap altra religió monoteista. Un altre debat: si els immigrats d’occident que vénen de països islàmics són un perill o no. Doncs depèn de la via que emprenguin, i hem de veure per què alguns decideixen d’agafar-ne una de determinada. Hem de veure qui hi ha darrere, a qui li interessa això.

També ens demanem si estem preparats per a impedir un atemptat.—I si hem de posar pilones o no, si són provisionals o fixes, si hem de reforçar els sistemes de seguretat… Però de què parleu? És com si el diluvi fos inevitable i discutíssim per decidir on posem la presa. Doncs no: aquest diluvi no és un fet natural; és un fet provocat. És cert que en el curs de la història les religions monoteistes s’han manipulat i s’han fet servir com a eines en mans del poder. I ha passat això. Hem de mirar qui utilitza la religió, qui subvenciona, qui paga, a qui interessa de reclutar i combatre allà. I no veure si posem pilones.

Qui és que, en aquest cas, utilitza la religió per als seus interessos?—Parlem dels qui fan la interpretació més radical de la religió, i els coneixem. Si agafem l’islam, qui en fa la interpretació més radical i més assassina? Doncs els països que apliquen la llei islàmica, que resulta que són els millors aliats d’occident.

Per exemple?—Per exemple els del golf Pèrsic, com l’Aràbia Saudita i Catar. Deuen l’existència i el poder a l’islam radical, i tenen molts dòlars, amb els quals fomenten l’islam radical. Ells paguen les mesquites que es construeixen a Europa i paguen els imams aquests que fomenten el radicalisme islàmic i poden manipular les ments del jovent desesperat. Per a manipular-los, calen recursos, i nosaltres permetem que hi hagi aquests recursos. A més, en aquests països es reivindica el terrorisme islàmic, es fomenta, i es beneeixen els màrtirs, els que han fet l’atemptat. El que va fer l’atemptat a la Rambla és una persona beneïda en aquests països, que són els nostres aliats. Els seus reis i prínceps vénen a casa nostra, i els rebem com a veritables reis i prínceps. A què juguem?

Tot això ve de la fotografia de les Açores?—El creixement del terrorisme islàmic va començar a l’Afganistan amb els mujahidins reclutats i entrenats per occident per combatre la Unió Soviètica. Però l’impuls del terrorisme islàmic que travessa les fronteres d’aquells països va començar amb la invasió de l’Irac del 2003. Passem per alt que sí que el poble va estar totalment en contra d’aquella invasió, però que el govern espanyol no únicament hi estava a favor sinó que s’hi va posar a favor amb entusiasme. Espanya va participar en aquella guerra, que va ser com un bressol per al terrorisme islàmic. I que ens esquitxa al cap d’un temps. De què ens estranyem? I ja no parlo del fet que la desgràcia de Barcelona passa diàriament a l’Irac, a Síria i en països africans, per les accions de Boko Haram. Fa un parell de dies, en un autocar amb nens a Síria hi va haver més de seixanta morts. En això que ha passat a Barcelona, a París, o a qualsevol altra ciutat europea, hi ha la complicitat dels nostres poders.

Com es concreta aquesta complicitat?—Espanya va sortir d’una crisi econòmica gràcies a la col·laboració amb la guerra a l’Irac. I va viure uns quants anys de bonança econòmica. Hi ha una compensació econòmica en canvi de la complicitat criminal. Hi ha un nivell d’interessos de grans poders i dels governs que a mi se m’escapen. Els nuclis i entitats de poder no miren el mal que pot rebre el poble, sinó el benefici que en poden treure. Quan el Barça agafa el patrocini i els milions de Catar no mira si són bona gent o no, si fomenten el terrorisme. Veuen que si poden treure’n vint milions, en trauran vint milions. Mentre acceptem això com una relació comercial legal, en paguem les conseqüències i callem.

O quan Espanya ven armament a l’Aràbia Saudita tampoc no demanen què fan amb aquestes armes.—Sí. L’Aràbia Saudita ha destruït el Iemen. I això no és terrorisme? Si passa al Iemen no és terrorisme? Quan es trepitja la dignitat d’una persona a mil quilòmetres, si no sents que també han trepitjat la teva ja has perdut la condició humana. Per què m’ha de semblar que allò que fan els saudites al Iemen a mi no m’esquitxa ni m’interessa, que només és una cosa entre ells?

We either destroy Islamic State or die - The Commentator

Ningú no actua contra Estat Islàmic?—No, de cap manera. Enviar uns quants avions de tant en tant i bombardar ciutats en què maten tres o quatre combatents però maten dos-cents civils innocents no és combatre Estat Islàmic. Tot al contrari: és combatre la població civil i destruir-ne la infrastructura. Quan van voler matar Saddam Hussein, ho van fer ràpidament, amb un exèrcit i un estat. I no poden fer-ho amb vint mil o trenta mil combatents? És cinisme pur. I acabes pensant que realment ningú no vol liquidar Estat Islàmic, ja els deu interessar que hi sigui. I hi ha el paper de Turquia, en tot això. Turquia és l’OTAN, i quan Turquia protegeix Estat Islàmic és l’OTAN qui protegeix Estat Islàmic. I l’OTAN som nosaltres. Barcelona és l’OTAN. Si l’OTAN protegeix Estat Islàmic, Barcelona protegeix Estat Islàmic. És dur, és cruel, però és així.

Hi ha gent que ha alçat la veu contra la presència de Felipe VI i Rajoy a la manifestació de dissabte.—Si el rei d’Espanya i el govern d’Espanya realment estan dolguts pels atemptats i hi volen fer res, doncs que demanin una audiència als ambaixadors d’Aràbia i de Catar. I que els diguin que o aturen les ajudes i subvencions que donen o s’ha acabat; que ja no podran subvencionar més mesquites, que si s’ha de construir cap mesquita ja ho farem nosaltres, de manera que no puguin manipular el que s’hi faci. Però no es fa, això. A part, en aquesta manifestació què reivindiquem? Em sembla que aquí, quan ens manifestem, com quan fem una vaga general, és per a tornar a casa tranquils d’haver fet alguna cosa. Quina utilitat final té la manifestació? Demostrar el nostre rebuig, oi? I què? Això evitarà els atemptats?

Us veig molt crític.—I hi ha una altra cosa, que em sembla de cinisme pur. He dit que no s’acceptin diners de segons qui per a construir mesquites, o que es controli qui les fa. Doncs aquí hi ha molt intel·lectual que dirà que això que dic va contra els nostres valors, els de llibertat i democràcia. Va contra els nostres valors, però no hi va també la llei mordassa? Hi ha moltes contradiccions en el discurs que es fa, molt cinisme. Per què no s’ha de controlar el que es fa a les mesquites? Igual com es controla quan un capellà diu una frase en una església contra els homosexuals, o quan un altre fa una missa per la Legió, que se’n fa un escàndol. Doncs fem això mateix amb allò que es fa en algunes mesquites. Ah, això no, perquè hem de ser respectuosos. Però si hi ha lleis que no són respectuoses amb les teves llibertats!

Potser no es fa per respecte o excés de prudència?—És que tots volem demostrar que no tenim res contra l’islam. Per què ho hem de demostrar? Jo sí que tinc tot el que cal tenir contra la interpretació radicalitzada de què és l’islam.

Falta més coneixement sobre què és l’islam? Hi ha massa prejudici?—No es tracta d’això, sinó de la manera de pensar de l’europeu: si jo sóc intel·lectual i tolerant, he de ser prudent a l’hora d’emetre un judici sobre l’islam, però sobre el cristianisme sí que puc dir el que vull.

També trobem algunes actituds islamòfobes i intolerants.—Però és justament el tractament que en fem que radicalitza la posició; és allò d’estar amb mi o contra mi. En comptes de crear un espai flexible, anem creant un espai de fronts: un front que és contrari, que esdevé xovinista i islamòfob, i un altre que és tolerant i que sembla que simpatitzi amb l’islam. Però és que no es tracta d’això: ni hi estic a favor ni en contra. No hem de permetre mai que aquest sigui el problema o el debat, perquè és un debat que es converteix en una cortina de fum. El debat és qui utilitza la religió, qui en fa una interpretació de l’islam determinada per utilitzar-la amb uns objectius, qui se’n beneficia i qui hi ha darrere. No entenc per què una societat com la barcelonina ha de viure un debat per a decidir si l’islam és una bona religió. Això és absurd, no té sentit. La qüestió és purament política: qui fa aquestes polítiques que ens perjudiquen i que ens maten?

Quin hauria de ser doncs el missatge de la manifestació de demà?—Per a mi la manifestació hauria de servir per a reclamar als nostres governs que investiguin i que aturin el terrorisme al bressol. I reivindicar per mitjà de totes les institucions democràtiques que el govern tingui aquest paper. I que cerqui aliances internacionals veritables per acabar aquesta xacra. I no pas demostrar com simpatitzo amb uns o altres i fins a quin punt em sento trist. Ja està bé no tenir por, però i després què? Hem de posar els governants davant dels fets: això ha passat i vosaltres, si no ho atureu, en sou culpables. I no s’atura posant pilones, sinó des de l’origen.

Aquests últims anys no hem avançat cap aquí? No hi ha més consciència sobre això que demaneu?—Sí, evidentment. Si deia això que dic ara fa cinc anys, o el 2003, durant la invasió de l’Irac, en què alertava que podia crear un cultiu per islamitzar aquella zona, tothom m’acusava de creure en la teoria de la conspiració. Però és que és un fet, i s’ha demostrat. A l’Irac abans del 2003 no hi havia islamització ni es parlava de països islàmics i no s’hi aplicava la xaria; només s’hi parlava d’Aràbia, on tradicionalment es feia. I ara ja tenim molts països on es fa i de la manera més radical. Tot comença el 2003. Hem d’aturar-nos i reflexionar, demanar-nos per què ha passat això. I ara sí que és cert que cada vegada hi ha més gent que pensa que això que va passar a París o a Barcelona ja no és culpa que hi ha gent que interpreta l’islam d’una manera radical i que hi ha alguna cosa més. I és això que ens interessa, aquesta cosa més.

Qui hi ha darrere els qui van cometre els atemptats, i darrere l’imam…—Sí, perquè tenien uns mínims recursos. D’on els treia? Sabem els diners que entren per construir mesquites. I tots aquests imams cobren un sou, no viuen del no-res. Qui els el paga, el sou? D’on els reben, els diners? La nostra reivindicació és que els nostres governs i les nostres forces de seguretat siguin ferms.

Quina situació hi ha ara a la vostra població natal, Ankawa, al Kurdistan?—Ara hi ha un debat intern molt accentuat, perquè els kurds reivindiquen la independència i volen fer un referèndum. Estan molt engrescats amb això.

Què pot passar, amb el referèndum?—Ni idea, perquè això no depèn dels kurds, sinó de les potències. Si les potències tenen previst de crear un estat kurd, es crearà. Si no, no. I dubto que es pugui fer. És tan simple com això. La gent no té en compte que encara no han passat ni cent anys de l’acabament de la Primera Guerra Mundial, una guerra per a repartir-se tota aquella zona. Aleshores els interessats eren quatre actors o cinc, i ara n’hi ha quinze o vint. Hi ha molts interessos per a repartir-se aquell pastís i mentre no arribin a cap acord la destrucció continuarà. I cadascú defensarà un grup, en subvencionarà un altre… Depenent d’això podran aconseguir un tall més gran o més petit del pastís.

https://www.vilaweb.cat/noticies/pius-alibek-acabes-pensant-que-ningu-no-vol-liquidar-estat-islamic/

Estamos a las puertas de un colapso económico mundial y del desmantelamiento del sistema capitalista

En su nuevo y ya controvertido libro, el excoronel de contrainteligencia rusa Daniel Estulin nos desvela un pulso a nivel global que puede terminar con mundo tal como lo conocemos

Daniel Estulin: “Estamos a las puertas de un colapso económico mundial y del desmantelamiento del sistema capitalista”
La Casa Blanca

Daniel Estulin se hizo mundialmente famoso con su serie de libros sobre el Club Bilderberg. Gracias a él supimos que existe un poder en la sombra, más allá del control de los gobiernos, que mueve los hilos de la economía mundial para perpetuarse en el poder. Hasta ahora, el modelo implementado por David Rockefeller Henry Kissinger que convirtió al capitalismo en un modelo extractivo voraz en busca del crecimiento infinito no encontraba oposición. Ya la tiene.

Y Donald Trump es la cara visible de un contrapoder tejido por los intereses comunes de otros gigantes: el Imperio Británico, Hong Kong, los Rothschild y la aristocracia europea son el soporte del actual presidente de EEUU. Y ambos modelos no pueden coexistir. Así lo explica Estulin (autor también de obras como Conspiración Octopus, Demontando Wikileaks y Fuera de Control )en el trabajo que acaba de publicar, La trastienda de Trump (Planeta).Según él mismo asegura es la mejor de todas sus libros.

Todos los gobiernos de EEUU han intervenido en lugares lejanos (de Vietnam a Nicaragua o Afganistán) en función de su propio interés. ¿Con Donald Trump en la Casa Blanca estamos más cerca de un conflicto a escala global?

Lo dudo mucho. Trump es un 90% por ciento una reacción inevitable a la política exterior de Estados Unidos y, seguramente, también a la política interior, porque hoy en día la línea que separa ambas se ha desdibujado mucho. La soberanía nacional ha sido sustituida poco a poco por la soberanía empresarial. Nutridas inicialmente por el Estado, las principales empresas transnacionales, instituciones financieras globales y comunidades internacionales en línea se han vuelto lo suficientemente potentes como para reivindicar políticas independientes y, en algunos casos, dictar las necesidades y oportunidades de países enteros, incluido Estados Unidos. Estos actores, que no son Estados, son los que dan forma a la actual agenda global.

¿Quiénes en Washington temen que Trump pueda acercarse a Rusia y a China, los enemigos tradicionales de EEUU?

Cualquiera vinculado al modelo liberal/banquero/financista. Desde la crisis financiera de 2008, las élites de los círculos financieros se han limitado a seguir expandiendo su asalto salvaje contra los estándares de vida de su población y las leyes del progreso económico físico, mientras seguían enriqueciéndose. Su sistema financiero está condenado y podría explotar en cualquier momento, lo que desataría un caos social inimaginable en todo el mundo. La idea de que Donald Trump unirá Estados Unidos con Rusia, China y la India en un nuevo paradigma de desarrollo económico se observa por su parte, no sin acierto, como una amenaza mortal a su existencia.

Ni siquiera en el partido republicano el apoyo a Donald Trump es total, altísimos cargos del partido, como John McCain, han hablado mal de él. ¿Sería adecuado usar la metáfora que, para hacer frente a Clinton, algunos alimentasen demasiado a la bestia y se les fue de las manos?

Trump está luchando contra el Estado Profundo. Y el Estado Profundo no distingue entre los partidos: su modelo económico está basado en el crecimiento ilimitado en un planeta con recursos naturales limitados. Por eso, tanto los republicanos como McCain y expresidente Bush padre votaron en contra de Trump; ellos y los demócratas tienen a Trump como su enemigo. Es evidente que la única posibilidad que tienen los financieros de garantizar su propia supervivencia es controlar el sistema de la Reserva Federal desde la Casa Blanca. Es por eso entonces que los banqueros/financieros promocionan a determinadas personas (Hillary Clinton) para ocupar el cargo de presidente de Estados Unidos. De haber sido elegida Clinton presidente, les hubiera protegido del descalabro en marcha.

Ese Estado Profundo del que hablas, el Gobierno de la Empresa Mundial S. A. como también le llamas en otras ocasiones –del que Bilderberg y otros clubs privados serían la punta semivisible–, tiene hombres en todas partes. ¿Cómo no les fue posible truncar el ascenso de Trump hasta llegar a presidente?

Porque la gente detras de Donald Trump son infinitamente más poderosa que los que le apoyaron a Clinton. Trump vs Clinton era una batalla por la supervivencia de dos modelos económicos que no pueden coexistir. Es la lucha entre Clinton como la cara visible de un poder transnacional centrado en la figura de Rockefeller, banqueros transnacionales, Empresa Mundial S. A., es decir, poderes fácticos económicos con más poder que cualquier gobierno en la Tierra. A ellos se suman globalistas, Silicon Valley, Hollywood, la burocracia de Washington, Wall Street, las agencias de inteligencia y los medios de comunicación contra Donald Trump. Y a él lo respaldan los financieros no americanos centrados en la City de Londres, Singapur, Hong Kong (centro mundial de lavado de dinero procedente de las drogas y bajo la inteligencia y control británicos), los restos de la elite del Imperio Británico, los Rothschild y, finalmente, las elites europeas representadas por la vieja aristocracia continental de las Casas de Sajonia, Austro-Húngara y nobleza otomana, los Guelfos y la Nobleza Negra Veneciana.

El Gobierno Mundial S. A. debe ser en extremo tentador. ¿Cómo prevés que pueden estar tentando a Trump, un multimillonario que, tras entrar en el Despacho Oval, lo tiene todo?

El juego es mucho más grande que Gobierno Mundial. Se trata del salvar el mundo de una tercera guerra termonuclear. Si llegásemos a un desplome económico (y vamos a llegar si en menos de un año no encuentran modelo económico alternativo) empezará la guerra. El grupo alternativo (los aislacionistas que respaldaban a Trump) lo entienden y por eso ya en 2014 también empezaron a posicionarse para las siguientes elecciones generales de 2016 en Estados Unidos. ¿Por qué Trump? No es político, porque los políticos piensan ante todo en cómo evitar exponerse y, por ende, quedar vulnerables. Al contrario, Trump piensa en cómo obtener resultados. Por lo tanto, no se produjo una división entre partidos (Republicano vs Demócrata), como en 2014, sino en su propio seno: los republicanos ganaron porque el plan para poner en marcha la imprenta de dinero y así salvar el sistema financiero mundial se asoció a los demócratas, mientras que el plan para salvar la economía nacional se asoció a los republicanos. Los aislacionistas más destacados, es decir, los defensores de la economía nacional, fueron Rand Paul y Trump, del Partido Republicano, y Bernie Sanders, del Partido Demócrata. Por eso el presidente Obama, al principio, respaldaba firmemente a Sanders. La cronología de los hechos es fácil de seguir: el caso Strauss-Kahn tuvo lugar en 2011; el escándalo de Goldman Sachs ocurrió en 2013; Obama detuvo la impresión monetaria (expansión cuantitativa) en 2014, y en 2016 se produjo el brexit en el Reino Unido y la victoria de Trump en Estados Unidos.

En el libro usas conceptos durísimos contra los gobiernos occidentales y los despachos de Londres y Wall Street que tus lectores ya conocemos. Me refiero a las acusaciones de ser aliados de los cárteles de la droga y de los traficantes de armas. ¿Cómo puede interferir la llegada de Trump en este lucrativo tinglado internacional?

La droga es el lubricante de la economía mundial que mueve 950 mil millones de dólares al año en efectivo. La mejor manera de quitarle el poder al Estado Profundo detrás del negocio de la droga es eliminar los agentes que mueven este mercado, sobre todo, la CIA. Asi que, con Trump, estamos viendo al realineamiento de una parte de las finanzas privatizadas con el ejército y la inteligencia militar. La Oficina de Inteligencia Naval, la Agencia de Inteligencia de la Defensa, la Oficina Nacional de Reconocimiento, la Agencia de Seguridad Nacional, etc, todas se están alineando con Trump. Lo que están haciendo es dejar a la CIA a la intemperie. Si tienes a esas agencias, ¿para qué necesitas a la CIA? Lo único que hace la CIA y que tú podrías necesitar está relacionado con el tráfico de drogas y las operaciones encubiertas. Excepto que las otras agencias de Inteligencia son igual de capaces de llevar a cabo ese tipo de operaciones. En otras palabras, parece que estamos asistiendo a un caso clásico de aislamiento. No van a quitarse de encima a la CIA; solo van a convertirla en irrelevante. Gradualmente, con el tiempo, el presupuesto se hundirá y los recursos financieros de seguridad nacional se irán a las otras agencias. Si esta lectura es correcta, y tenemos que asumir que lo es, entonces sospecho que en algún momento de su primer o segundo mandato, si Trump es reelegido, asistiremos a una gran reestructuración de toda la Inteligencia de Estados Unidos.

Lo más interesante de tus libros es que desvelas organismos, grupos e intereses que los ciudadanos no conocían. Afirmas que Trump tiene intereses con la mafia rusoisraelí. ¿Quién es lo que algunos llaman la ‘kosher nostra roja’?

Son multimillonarios oligarcas de la antigua Unión Soviética, todos judíos, o al menos eso dicen, que están relacionados con las actividades comerciales tanto de la Trump Organization como de las empresas Kushner. Las empresas de medios de comunicación occidentales han estado explicando mal este importante dato y han inventado frases arrojadizas para distraer la atención, como piratas informáticos rusos, agentes de Putin, guerra informática rusa y otros términos peyorativos para Rusia. En ninguna parte de la escandalosa propaganda sobre las conexiones criminales de Trump se ha oído decir: rusoisraelí, ucranianoisraelí, uzbekoisraelí, baskiroisraelí, kazajoisraelí o kirguizoisraelí y, en cambio, son gángsteres multimillonarios y magnates procedentes de las repúblicas de la antigua Unión Soviética quienes dominan los imperios de empresas de Donald Trump y su yerno Jared Kushner. Que los medios de comunicación no sean capaces de mencionar que la mafia de Europa del Este conectada con Trump/Kushner es judía resulta tan hipócrita como que estos mismos medios no reconocieran que los cárteles de la droga de Sinaloa y Los Zetas son mexicanos; la Cosa Nostra, la Camorra y la ‘Ndrangheta, italianas; la Yakuza, japonesa, y las bandas de los Crisps y los Bloods, afroamericanas.

El futuro global que prevés es el colapso económico total. ¿Podrías explicar brevemente cuándo ocurrirá y por dónde comenzará?

Hay dos escenarios. Con Clinton hubiésemos tenido otros seis u ocho meses de expansión cuantitativa con emisión de cantidades ilimitadas de efectivo. Durante ese periodo, los precios del petróleo y los mercados hubieran ido al alza y finalmente, en ocho meses, ese dinero habría vuelto al mercado estadounidense. Eso hubiera provocado una elevadísima inflación (por encima de la actual tasa de inflación estratosférica) que hubiera hecho estallar todas las burbujas de los mercados financieros (bonos, derivados, valores, bienes raíces, etc). El resultado final, el colapso económico, es el mismo con Clinton y con Trump. Estamos a las puertas de un colapso económico mundial y del desmantelamiento del sistema capitalista. La única diferencia es que Clinton nos habría llevado a una guerra mundial, lo que probablemente habría significado el fin de la humanidad tal como la conocemos. ¿Acaso es la guerra una forma de condonar la deuda? Pues no. Con la guerra anulas la responsabilidad, pero el resultado final es el mismo; el planeta Tierra, tal como lo conocemos, deja de existir.

Entonces, vienes a decir que Hillary Clinton hubiese desatado el infierno. ¿Qué ocurrirá con Trump?

Donald Trump representa otro escenario, que fue testigo de cómo Obama ponía la imprenta en modo inactivo en 2014. Trump antepone los intereses nacionales de EEUU, centrándose en mejorar la economía y en deshacerse de la ingente deuda. Así que ¿cómo se hará cargo Trump de la deuda? La teoría es muy simple: aumentando el coste de los préstamos y cancelándolos en el marco de un proceso de quiebra, ya que será imposible hacer frente a la deuda que se va acumulando. En ese momento, la economía estadounidense empezará a respirar. Sin embargo, eso comportará la caída de los bancos que incluyen esa deuda en sus balances como principales activos. Dicho de otro modo, los planes de Trump suponen un intento de salvar la economía estadounidense a expensas de los bancos y del propio sistema financiero. Mientras que Clinton hubiera tratado de rescatar a los bancos a expensas de la economía estadounidense y de un empobrecimiento cada vez mayor de sus ciudadanos. Así que sería ingenuo pensar que pueden llegar a un consenso. Los planes de Trump y Clinton (mejor dicho, de las fuerzas a sus espaldas) son incompatibles. Además, si Trump sigue adelante con sus planes, acabará con las élites que apoyan a Clinton (Wall Street, los fondos de cobertura, los intereses financieros especulativos). Seguirán vivos –admito que pueden pasar muchas cosas– pero perderán los recursos que solían tener. Los planes de Clinton pondrían en peligro al sector real de la economía estadounidense que llevó a Trump al poder. Al igual que en la película Los inmortales, solo sobrevivirá uno.

Hace un par de días leía en prensa que la UE alerta de que Rusia está lanzando propaganda en Cataluña con el fin de debilitar al Estado español y así, en suma, a la UE. Si alguien sabe qué hay de cierto en eso es un excoronel de contraespionaje ruso, es decir, Daniel Estulin. ¿Lo hay?

Llevamos un año en EEUU con miles de comités del Congreso y los medios de masa investigando la supuesta injerencia rusa. Resultado: un dossier de Steele totalmente desacreditado. Y hace dos días, Bill Binney, uno de los más legendarios agentes de la NSA y creador de sus programas más sofisticadas diciendo públicamente que el hackeo era interno y que los rusos no tenían nada que ver. Aun así, las fuerzas liberal/banquero/financista están jugando su supervivencia y no tendrán ningún problema morir matando, es decir llevar el mundo a la destrucción vía tercera guerra termonuclear.

https://www.lavanguardia.com/cultura/20171113/432855029478/daniel-estulin-libro-la-trastienda-trump.html