Category Archives: psicologia

Una ruptura es sempre un cataclisme interior

Claire Marin, doctora en Filosofia, professora i escriptora, reflexiona sobre las ruptures

Tinc 46 anys. Visc a París. Sóc membre de el Centre Internacional de Filosofia Francesa Contemporània. No crec que la filosofia pugui ser realment un consol, però ajuda a ordenar el caos interior quan la vida és dolorosa o estressant. Quan no creus en cap déu, la filosofia és molt útil

La esperanza de encontrarse

Por mucho que intentemos planificarla, la vida dispone de nosotros, las cosas se tuercen, se rompen y nos dejan hechos añicos. Claire Marin ha escrito un libro ­difícil y duro, Rupturas (Alienta), en el que se resiste a dejarse llevar por la visión simplista de los nuevos inicios. Si está en ese momento de ruptura sentimental, laboral, familiar, le ayudará a dimensionar el dolor, entender que el borrón y cuenta nueva no forma parte de la naturaleza de la ruptura y que por más que lo deseemos no es un corte limpio, es un desgarro del tejido de una vida en común, y eso nos cambia. No todos tenemos la misma capacidad para sobreponernos y transformar el pasado, pero verter luz y afrontarlo nos ayuda. “Toda ruptura conlleva la esperanza de encontrarse y el riesgo de perderse”.

Toda ruptura es un desgarro?

La mayoría lo son si te involucraste sinceramente en la relación. Estás perdiendo una parte de ti mismo cuando terminas una historia.

¿Las rupturas son nuestras tanto si las producimos como si las sufrimos?

Sí, muchos de nosotros seremos ambos durante nuestra vida, pero también se puede vivir como una liberación, un movimiento de sinceridad y autenticidad, el momento en que dejas de mentir a los demás o a ti mismo.

¿Cualquier tipo de ruptura?

No importa si es amorosa, familiar, profesional o una ruptura con la vida interior, todo depende de la razón de la ruptura y de la forma en que puede dañar a alguien más.

Romper no es una página en blanco.

A todos nos gustaría ver la ruptura como la ocasión de una nueva vida y convertir lo ocurrido en conocimiento. Pero a veces no es más que el efecto de la falta de valor, de la dejadez.

¿Las rupturas no nos cambian?

Pueden transformarnos, depende de la forma en que respondamos a ellas. Puede ser la oportunidad de redefinir nuestra vida, pero también puede ser una experiencia muy destructiva. Estar acompañado por la familia o los amigos es esencial para encontrar la energía para superar la tristeza y la soledad.

¿Nuestra vida está hecha de rupturas?

Sí, y nos gustaría que fueran limpias, pero son un desgarro constante. Desgarramos el tejido de una vida en común en la que las identidades están tan mezcladas que ya nadie sabe dónde empieza uno o acaba el otro.

Queremos que la ruptura acabe rápido, iniciar una nueva vida, ¿es posible?

No si la relación es importante en nuestra vida. Las cosas, los libros, las canciones, los lugares están llenos de recuerdos compartidos. No es tan fácil borrar nuestro pasado, incluso si decidimos terminar una historia sigue viviendo en nosotros, a pesar de nosotros. Una ruptura es siempre un cataclismo interior.

Una enfermedad, un duelo, una depresión, ¿es una ruptura con nosotros mismos?

Al contrario: nos sentimos atrapados en nuestra vida, pegados a nosotros mismos, cuando preferiríamos olvidarnos de nosotros mismos, para salir de nuestra vida.

¿Podría crear nuevas posibilidades o es sólo la experiencia de la pérdida?

Puede tomar algún tiempo, pero podemos descubrir una nueva forma de vida mucho más satisfactoria que la anterior, aunque no hayamos elegido la ruptura. Por el contrario: puede que hayas fantaseado con una ruptura como el comienzo de una gran nueva vida y estar muy decepcionado por ello.

Dice que la mayoría de los fracasos no nos aportan nada. ¿El dolor es inútil?

Por supuesto que sí. Puede ser simplemente destructivo. Algunos fracasos fragilizan a la gente, a veces durante mucho tiempo. Cuando has sido traicionado o humillado, puede pasar mucho tiempo antes de que vuelvas a tener confianza, antes de que vuelvas a confiar en alguien.

Después de una ruptura el otro se convierte en un desconocido, ¿sucumbimos a la ilusión del amor?

A menudo la posibilidad de ser otro pone de manifiesto, de manera dolorosa, las ilusiones del amor y del afecto: ¿cómo ha podido engañarme de esta manera?

Duele.

O tal vez no sea una ilusión, tal vez la otra persona ha cambiado realmente y esa es la razón por la que tuvo que irse: para ser libre de expresar otra parte de su personalidad que no podía existir en la relación anterior.

¿Qué podemos hacer con la rabia?

Convertirla en energía. Energía para hacer algo que no nos habríamos atrevido antes, energía para ser más independientes, para crear. Pero también puede ser muy obsesiva. El tiempo ayuda a manejarla progresivamente.

Cuando nos rompemos, ¿qué es lo que se rompe en nuestro interior?

Puede ser una personalidad en la que ya no encajamos o un compromiso al que no podemos ser leales ahora, porque nuestros sentimientos o nuestra forma de pensar (ideología política, espiritualidad) han cambiado.

¿La ruptura entre progenitores e hijos es inevitable?

Todos tenemos que tomar cierta distancia con nuestros padres para convertirnos en adultos.

Cuando alguien querido muere nos preguntamos por qué. ¿No somos realistas?

Sentimos una terrible injusticia. Y tenemos razón, nada lo justifica. Pero la vida no puede vivirse con garantías, las cosas no pasan como uno se las imagina, no basta planificarlas para que salgan bien, pensar eso es irracional.

¿Cómo vivir sin ninguna certeza?

No podemos, es insoportable. Necesitamos tener alguna relación garantizada (familia, amistad), aunque sepamos que nada es para siempre, confiar e imaginar algunos horizontes de estabilidad para continuar en nuestra vida.

¿Cómo?

Correr el riesgo de vivir es apostar por las alegrías posibles. Y tener la fuerza de recordar, incluso en la noche más trágica, el destello de la felicidad que esconde.

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20201008/483926157067/una-ruptura-es-siempre-un-cataclismo-interior.html

El imaginario del incesto está colonizando la pornografía

Rosa Cobo. Tengo 63 años. Nací en Cantabria, vivo con mi hija en Madrid y trabajo en A Coruña. Doctora Lo más urgente es reducir la pobreza. Necesitamos más izquierda, más políticas redistributivas. Agnóstica, creo en los seres humanos, pero también creo que existe el mal

Rosa Cobo, profesora de Sociología en la Universidad de A Coruña y ensayista

La pornografía crea realidad

Pensamos que el porno es inofensivo, pero en su investigación, Pornografía. El placer del poder (Ed. B), Cobo deja claro que el porno es uno de los fenómenos sociales que más están dañando a nuestros menores y adolescentes porque a ellos les está educando en el ejercicio del poder y de la violencia y a ellas en la aceptación de esa violencia como parte de la sexualidad. El porno alimenta el imaginario sexual de nuestra sociedad, permea la publicidad, las series, el cine… “La pornografía es un discurso ideológico y una práctica económica y social que está en un proceso creciente de institucionalización. Es un negocio internacional que alimenta y nutre la prostitución. Emporios económicos, como el Banco de Irlanda o General Motors, invierten en productoras de pornografía.

Ha visto usted pornografía?

No.

Yo, para hacer este libro me he hinchado a verla y todavía no me he librado del asombro.

¿Qué se ve?

Las mujeres son objeto de distintas formas de violencia. Uno de los vídeos más vistos es una violación colectiva a una chica.

Así nos va.

En pornografía, y también en la prostitución (que bebe de ella), una de las demandas más usuales de los varones es la penetración anal.

¿Y?

Permea a la sociedad. La gran cantidad creciente de adolescentes que llegan con hemorragias anales a los hospitales está documentada. Otro top ten es el bukkake : un grupo de hombres eyaculan sobre la cara de una mujer. Y otro imaginario que está colonizando el porno –también en el mundo gay– es el del incesto.

¿En serio?

Sí, es fortísimo, y provoca que se normalice como fuente de placer. Si pone usted en un buscador “porno gay” en seguida le saldrá un padrastro, dos hermanos, un padre con dos hijos…

Más del 70% de adolescentes ven porno.

Dos terceras partes varones y una tercera parte chicas, y muchas de ellas lo ven para complacer a sus parejas. La pornografía dicta un modelo de comportamiento. Relega a las mujeres a servidoras sexuales y otorga a los hombres el poder.

Pero en la pornografía ellas también son activas y parece que disfrutan.

Las mujeres no disfrutan en la pornografía, tienen que abdicar de sus deseos para complacer los deseos de los varones.

¿Cómo serán de adultos estos jóvenes educados en la pornografía?

No soy optimista, la pornografía alimenta el imaginario sexual de nuestra sociedad, permea la publicidad, las series, el cine, la literatura… El porno es un elemento fundamental de la socialización de los adolescentes y lo llevan a su vida.

¿Consecuencias?

La pornografía no tiene que ver con la sexualidad sino sobre todo con la violencia. Es una construcción jerarquizada: ellos son seres activos, agresivos, violentos, con un subtexto de que pueden hacer cualquier cosa, mientras que ellas son pasivas, deben dejarse hacer y ser receptoras a menudo de grados muy altos de violencia y recibirlos como si les gustase.

Hay actores y actrices porno que defienden la pornografía como una liberación.

Para las mujeres que trabajan en el porno no es nada liberador, tienen permanentes dolores anales, vaginales, y jaquecas. Consumen muchos fármacos y cremas anestésicas para poder rodar esos vídeos. Hay un vídeo de Nacho Vidal en el que agrede repetidas veces a una mujer.

¿Le pega?

Una paliza, y le mete la cabeza cubierta con una bolsa de plástico en una bañera llena de agua (muy de moda ahora). La única escena de sexo que hay es al final, cuando él se masturba solo. Ese vídeo explica muy bien como la pornografía es sobre todo violencia contra la mujer.

¿Es legal ese vídeo?

Sí, claro. Yo lo he visto en una plataforma, de hecho me topé con él. Los chicos están siendo socializados en la idea de que el poder es un elemento fundamental en la constitución de su yo.

Ahora hay pornografía para mujeres.

Las mujeres representamos menos del 30% de los consumidores. A la mayoría de mujeres adultas se lo piden sus compañeros, y en la adolescencia muchas chicas ven porno porque forma parte de lo que tienen que aprender y hacer para ser alguien y pertenecer entre sus iguales.

Las niñas se exhiben en Instagram.

Están hipersexualizadas, no pueden sustraerse a la cultura dominante, a ese modelo que se construye de manera silenciosa.

¿Se está desdibujando la línea divisoria entre la pornografía de adultos y la infantil?

La diferencia es que una es legal y la otra no. Los pedófilos comienzan viendo porno de adultos. No hace falta rebuscar para ver pornografía infantil, se te abren ventanas.

Se contempla el porno como algo aceptable, cotidiano…

Lo esencial no es que se masturben delante de la pantalla, sino cómo contribuye ese consumo a la manera de vivir las relaciones sexuales con las mujeres. Crecen los casos de varones usuarios de porno con dificultades para tener relaciones sexuales cálidas con sus novias.

¿La pornografía acaba con la empatía?

Sí. En la pornografía solo aparece el deseo masculino, ellas, aunque se muevan, son muy pasivas, hacen lo que les demandan los varones. No es un problema moral sino un fenómeno social y político, de poder sobre las mujeres.

Ocurre en todos los rincones del mundo.

Sí, es impresionante. Cuando las grandes empresas pornográficas cuelgan sus vídeos en su plataforma, esas prácticas se estandarizan en todo el mundo y los hombres piden a las mujeres, aquí y en Gabón, lo mismo. El porno es incompatible con la igualdad.

¿Cómo gestionar eso?

La pornografía no puede seguir en abierto y que a un crío de 8 años –edad en la que se comienza a ver porno–, le baste poner la palabra porno para que le aparezcan cientos de vídeos. Y hay que ilegalizar los que utilizan violencia y abuso.

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20200917/483519669487/el-imaginario-del-incesto-esta-colonizando-la-pornografia.html

selecció de comentaris

aliasn47j0 Sep 18, 2020 La enésima cruzada de mujeres de cierta edad que buscan la prohibición de todo aquello de lo que no son parte. Esta cruzada contra la pornografía se parece mucho a la liga de la templanza en EE.UU. que se originó como un movimiento de mujeres cristianas radicalizadas que buscaban imponer su credo evangelizante. 

BHCQM0PSep 18, 2020 Opinamos que esta Sra. socióloga, que se ha tomado el asunto en serio y no como una mera banalidad, no tiene razón, que exagera, que la cosa no es para tanto….y luego nos quejamos de que el mundo está muy mal, los matrimonios no aguantan, violan a las mujeres y las maltratan, no se respeta a nadie y de que “hay que ver lo que pasa con los jóvenes” que son unos descerebraos. No somos más ridículos e hipócritas porque es imposible.

egyjan25Sep 18, 2020 comparto con esta escritora su opinión sobre la importancia de ilegalizar el uso de la violencia en el porno. Pero, al otro lado veo que ella lo mira desde un punto demasiado feminista. El porno en general convierte a los seres humanos en trozos de carne. Es tan degradante para los hombres como lo es para las mujeres.

aliasmf1piSep 17, 2020 No es lo mismo disfrutar del sexo que el sexo impuesto, violento y manipulado como explotación económica, aprovechando los más bajos instintos. Por eso es pornografía y está sumergida. Si estuviera regulada y políticamente cotizara, los países no tendrían déficit, pero al no serlo, solo las mafias son poderosas y gracias a ello, indestructibles. Los proxenetas y mafiosos usan mano de obra barata y extorsionable: mujeres y niños. Es lo de siempre, “El patriarcado necesita del consentimiento y de la violencia para perpetuarse”, “El feminismo no se quiere basar en la queja sino en la vindicación política. El agravio y la deslegitimación de la igualdad, explotación económica, falta de respeto social y discriminación”. “La prostitución del s. XXI habita en el corazón del capitalismo neoliberal junto al narcotráfico y la venta de armas”. Políticamente se debería sustituir el termino igualdad por el de equidad, en todos los campos sociales sobre las mujeres. La solución pasa por cerrar los burdeles (auténticos campos de concentración). Ya lo han hecho Irlanda, Noruega, Islandia, Suecia, Francia…y controlar las redes sociales, darle esa función a la IA. Lo que nos convierte en necios domésticos es la imitación (gratuita) del sometimiento y la violencia a que la impunidad nos tiene acostumbrados y la creencia de que eso te hace mas “hombre” y más “poderoso”. Darse emociones limite, no tiene en cuenta a las víctimas. La propaganda habla de satisfacción asegurada en manada (India, México, España).

GnósticoSep 17, 2020 Para mi, todas las relaciones humanas son básicamente luchas de egos, luchas de poder, así que las relaciones sexuales también, y estas luchas se ven reflejadas en la pornografía, en las que el hombre suele ser el dominante, ya que la sociedad siempre ha sido patriarcal y machista. La ira y la violencia hacia las mujeres provienen de estas luchas de egos, en lo que importa es ser o creerse mas especial, mejor, que la otra persona, así que hay que dominarla.
Por otra parte, el deseo sexual es mayor en el hombre que en la mujer, por cuestiones hormonales, así que es normal que los hombres consuman más pornografía que las mujeres. Este mayor deseo y la posición dominante, junto a la busqueda de beneficio económico de la industria pornográfica, explicaría la cosificación sexual de la mujer que se ve en la pornografía.

nekane! Sep 17, 2020 El sexo lleva al orgasmo -labor del sistema nervioso involuntario que produce una descarga con un placer indescriptible, (así pues todo el mundo tiene prisa en experimentarlo) y a día de hoy ni comer, ni dormir, ni enriquecerse llevan a él como el sexo en cualesquiera de sus modalidades, el sexo se nos puso ahí, desde el momento que no tenemos celo para disfrute, el problema es que a las mujeres nos deja encintas y ni por esas reniegas del sexo, hoy podemos hacerlo más libremente, aunque no exenta de riesgo la salud de nuestro organismo… La pornografía llegó porque vende, ayuda a ponerte a mil mucho más rápido que los preliminares y como las mujeres somos más lentas muchas parejas acuden a ello de más o menos común acuerdo, gustar gusta? si estas en pareja no terminas de visualizarlo completo, si estás sola pues… adivinen… pero el porno de tantos años en el mercado no se desgata, al revés prolifera y de tanto novedarlo se nos ha ido de madre (los actores funcionan con drogas muchas muy duras y con final fatal) y de tanto poner freno a la educación sexual los chavales que están despertando a la peor de las velocidades pues han acudido a él, hay que ser ignorante para no preverlo, pero como siempre vivimos sociedades derechistas y reprimidas pues… entonces nos preguntamos, qué pasa en los países nórdicos, ellos educan sexualmente y … pues afirmo que es mentira, como educas si el mercado negro, la tv, el cine, te está enseñando que el sexo es poder, a ella para ganar dinero, para escalar y a él porque todo lo que sueñe y más se lo van a dar…

Como mujeres recibimos todos los golpes, la pornografía no iba a ser menos, pero nosotras también estamos contaminadas, educamos hombres en el “salva tu pellejo” porque la vida es tan breve que la burocracia apenas da tiempo a cambiar nada y a contracorriente solo vas si vas solo…

La literatura, para mí, nos ha respetado más… Lolita de Nabokov expone lo que hay y no ganamos nada en ocultar, al revés perdemos todos, la sociedad no te enseña sobre la pederastia, la tapa y la castiga con crueldad, casi todo pederasta se suicida, otros miles se refugian en faldas largas… pero no aprendemos, no maduramos… solo castigamos ..Las edades de Lulú de la Almudena Grandes o lo que nos marca la infancia…y gracias siempre, como chicas, a la Sra Hite, que murió anteayer, a Elena Ochoa que dio la cara bajo la batuta de Chicho Ibáñez serrador, a los pub,s catalanes años 80 que en pantalla…

En india, en Africa, en américa latina el sexo mata mujeres y niñas sin piedad… la explotación y trata tiene un agravante a día de hoy, siglo XXI vergonzante y o puede ser que estemos vergonzosamente impotentes ante ello… las manadas salen de chavales que se educan en ese porno tan alcance de la mano, en esta sociedad que les da alas y se ríe del feminismo y la izquierda… luego, de aquellos polvos estos lodos…

BRUNA2017Sep 17, 2020 @nekane! ¿y los médicos de cirugía estética?…¿Cómo pueden hacer operaciones de pecho a niñas de 18 años que ni están desarrolladas?…por ahí también empieza la pornografía…Si no tienes tetas, te las ponen, si no tienes culo, te lo ponen, si estás gorda, te liposuccionan…más agresión a nuestro cuerpo que éste…

Harry HallerSep 17, 2020 Los niños crecen viendo violencia en las pantallas, asesinatos y muertes, pero en general no lo trasladan a la realidad, Por qué? Porque les damos una educación, porque les enseñamos lo que debe o no debe hacerse y la diferencia entre realidad y ficción, lo que es bueno y lo que es malo. No creo que deban ver ese tipo de películas ni jugar a según que tipos de juegos, pero a menudo es imposible evitarlo. No se pueden poner puertas al campo. La pornografia no debería estar al alcance de los niños y adolescentes, puede confundirles, pero la educación de los padres y los tutores puede prevenirles y enseñarles. Quizás el problema es que la sexualidad sigue siendo para muchas famílias un tema tabú. Para los adultos es otra cuestión, creo que todos somos lo suficientemente responsables y maduros para saber lo que nos conviene ver y lo que no. Lo que ocurre en la imaginación de cada uno ahí está y ahí queda. Quién no ha soñado alguna vez en tirar al jefe por la ventana? Cuántos hombres no han deseado en secreto a su cuñada? Y todo queda en el silencio de sus mentes sabiendo que nunca actuarían de tal modo. La pornografia al fin y al cabo es lo que es, sexo desnudo de amor, una mala película, reiterativa y sin argumento. El sexo nos da placer, el mal sexo frustración.

La ciència mostra com es veu la solitud al cervell

Cerebro
La ciència ha estat capaç de veure diferències físiques entre els cervells de persones que pateixen solitud i les que no

Aquestes festes de Nadal estan sent especialment solitàries per a molta gent com a conseqüència de les restriccions per la pandèmia de la Covid-19. Per això, potser més que mai convé conèixer com la solitud i l’aïllament afecten a la salut dels qui els pateixen.

Un nou estudi ha mostrat una espècie de firma al cervell de les persones solitàries que les distingeix de manera fonamental, segons les variacions en el volum de diferents regions del cervell, així com també segons la forma en què aquestes regions es comuniquen entre si a través de les xarxes cerebrals.

Un equip d’investigadors va examinar les dades de les imatges de ressonància magnètica, la genètica i les autoavaluacions psicològiques d’aproximadament 40.000 adults de mitjana i tercera edat que es van oferir com a voluntaris perquè la seva informació s’inclogués al Biobanc del Regne Unit. Després van comparar les dades de les ressonàncies magnètiques dels participants que van informar que sovint se sentien sols amb les que afirmaven no patir solitud.

Els científics van trobar diverses diferències al cervell de les persones solitàries. Aquestes manifestacions cerebrals es van centrar en el que es diu la xarxa predeterminada: un conjunt de regions cerebrals involucrades en pensaments interns com recordar, planificar el futur, imaginar i pensar en els altres.

Home solitud

Els investigadors van trobar que les xarxes predeterminades de persones solitàries estaven connectades amb més força i el seu volum de matèria gris a les regions de la xarxa predeterminada era més gran. La solitud també es va correlacionar amb diferències al fòrnix: un feix de fibres nervioses que transporta senyals des de l’hipocamp a la xarxa predeterminada. En persones solitàries, l’estructura d’aquest tracte de fibra es va conservar millor.

Les persones utilitzem la xarxa predeterminada quan recordem el passat, imaginem el futur o pensem en un present hipotètic. El fet que l’estructura i funció d’aquesta xarxa s’associï positivament amb la solitud pot deure’s que les persones solitàries són més propenses a utilitzar la imaginació, els records del passat o les esperances en el futur per superar el seu aïllament social.

“En absència de les experiències socials desitjades, els individus solitaris poden estar predisposats cap a pensaments dirigits internament, com recordar o imaginar altres experiències. Sabem que aquestes capacitats cognitives estan intervingudes per les regions cerebrals de la xarxa predeterminada”, afirma Nathan Spreng de la Universitat McGill i autor principal de l’estudi. “Així que aquest enfocament més gran en l’autoreflexió, i possiblement en experiències socials imaginades, naturalment involucraria les funcions basades en la memòria de la xarxa predeterminada”.

La solitud és un problema de salut important, i estudis anteriors han demostrat que les persones grans que experimenten solitud tenen un risc més important de deteriorament cognitiu i demència. Comprendre com es manifesta la solitud al cervell podria ser clau per prevenir malalties neurològiques i desenvolupar millors tractaments.

https://www.elnacional.cat/ca/salut/ciencia-mostra-solitud-cervell_569661_102.html

Què ens fa feliços? Claus per educar en la felicitat

Què ens fa feliços? Claus per educar en la felicitat

Un dels majors reptes de l’actualitat és educar en la felicitat. Un dels que millor ha pensat la felicitat va ser Sèneca fa gairebé 2000 anys. Ell deia que davant de falses felicitats “la veritable felicitat resideix en la virtut” i al seu torn, que no hi ha virtut sense esforç.    

Però en els temps de la gratificació instantània vivim molt lluny dels ideals de Sèneca. Sí, hi ha molta desorientació però existeix a la vegada preocupació per ella, i especialment per la felicitat dels nens i nenes, que creixen en una societat cada vegada més competitiva i sense referents ètics.  

Normalment tenim moltes idees sobre com cuidar la higiene i l’alimentació dels més petits. Ara bé, si ens pregunten per la seva felicitat, probablement la nostra expressió és d’estupor o desconcert.

Si com a adults amb prou feines coneixem, si és que existeixen, les claus de la felicitat, com sabrem inculcar-la en els nens? En un sistema on es ven i compra tot, com saps ens venen constantment un model de felicitat i d’èxit per a tots igual.

No creus que tant soroll ens confon? En un context així, hi ha dos aspectes que són fonamentals per a educar en la felicitat: les emocions i l’ètica. Anem a pams.   

Una eina fonamental per a fer front a aquesta confusió és l’educació emocional. En què consisteix? Després de segles d’ignorar-les, les emocions es van començar a estudiar i des de fa més de dues dècades es va començar a difondre el concepte de “Intel·ligència emocional” associat a l’habilitat per a gestionar emocions, saber distingir-les i expressar-les.

No obstant això no només es tracta de saber gestionar les emocions amb intel·ligència, sinó també que necessites les emocions per a ser intel·ligent, perquè les primeres influeixen en la teva capacitat cognitiva.

El segon aspecte és l’ètica. Quantes vegades sentim parlar d’ella en una època de crisi de valors! Recorda la frase de Sèneca en la qual deia que la veritable felicitat resideix en la virtut. Una manera de dir que l’ètica és el cor de la felicitat.

Per això educar en la felicitat vol dir també transmetre valors i models de conducta ètica. Això significa alhora ensenyar a distingir entre l’important i el secundari. I potser, sent adult, aprendre-ho tu primer: els resultats acadèmics ens preocupen, però no són el més important del procés de creixement.

Claus per educar en la felicitat

Per tot això, encara que la felicitat sigui un llarg camí personal i intransferible hem de donar armes als més petits perquè el puguin recórrer amb garanties durant tota la seva vida.

La felicitat, com la intel·ligència, s’entrena i requereix uns certs hàbits que has de fomentar. Aquí et deixem algunes claus per a treballar-la. Segur que la majories les coneixes i només has de recordar-les.

Ensenyar el valor, no el preu

Si alguna cosa caracteritza la nostra època és la quantificació de tot: tot ho reduïm a quantitats i després a un valor de canvi en el mercat. Això pot portar als petits a creure que tot es pot comprar i vendre.

Però com saps, no és així. Per això és important que ensenyis a demorar-se i apreciar els moments i experiències que no tenen preu però sí gran valor.

Ensenyar a expressar les emocions

Qualsevol problema o conflicte ens pot semblar “menor” perquè és infantil, però té gran importància per a ells i són grans oportunitats d’aprenentatge que no has de desaprofitar.

En edats en les quals ja escriuen, un exercici magnífic és demanar-los que facin un balanç per escrit de les emocions que han tingut durant el dia. Aprendran a fer això que ens costa tota la vida, també adulta: posar paraules a les nostres emocions.

Elogiar l’esforç, no el talent

Moltes vegades tendim a elogiar el talent “natural” per a fer alguna cosa. No obstant això per al seu creixement i formació el millor és que elogiïs l’esforç, fins i tot quan no serveix per a aconseguir un objectiu, per petit que sigui.

Ensenyar a ser autònoms

L’experiència no la pots inculcar, l’ha de viure cada nen de forma autònoma. El temor al fet que no sigui feliç a vegades et pot conduir a voler evitar-li el fracàs. Un error! L’experiència del fracàs és la millor escola per a educar en la felicitat. Ella ensenya que tota meta requereix un esforç i que aquest esforç a vegades és premiat i d’altres no.

Ensenyar a somiar

Et pot semblar simple retòrica però no és així; quan parlem de “somiar” ens referim a anar més enllà de la realitat tal com ens ve donada. Educar en la felicitat és també ensenyar a no conformar-se, a no renunciar als projectes de vida que et fan feliç.

Proposa sempre activitats artístiques ja sigui a través de textos, dibuixos, fotografies… en les quals puguin expressar els seus somnis i anhels personals.

Jugar!

El joc és l’espai de llibertat perquè és una cosa gratuïta la fi de la qual no és res extern a si mateix: no busca produir res ni ser rentable. No hauràs de “ensenyar a jugar” als nens però amb les llargues jornades amb què se’ls carrega, corren el risc d’oblidar-ho.

Per això, una de les claus per educar en la felicitat és treballar per a conservar i fomentar el valor del joc infantil.  

Educar en la felicitat amb un llibre que pregunta Què ens fa feliços?

En tan sols 15 pàgines, els textos de Marie-Agnès Gaudrat i les il·lustracions de Carme Solé Vendrell per al llibre Què ens fa feliços? de la col·lecció “Moments i emocions” aborden valors com la cooperació, l’empatia, el coratge o la solidaritat.  

Portada del llibre Què ens fa feliços per educar en la felicitat

I el més important: ho fan incitant al diàleg entre adults i nens, perquè els dos puguin reflexionar sobre ells. D’aquesta manera t’ajuda a treballar una altra de les claus de la felicitat com és el diàleg entre pares i fills.

Els dibuixos d’una il·lustradora de referència i amb llarga experiència en la il·lustració per a nens com Carme Solé teixeixen complicitats amb l’imaginari infantil.

De la mateixa forma, les pàgines desplegables conviden a interactuar amb dilemes interessants. “Disfressar-nos del que no som?”, ens diu una pàgina. Però si obrim el desplegable ens trobem amb la pregunta alternativa: “O ser simplement com som?”.        

Educar en la felicitat és tan ambiciós com educar en la recerca del sentit de la vida, però el missatge, senzill i poètic de Què ens fa feliços? és que l’origen de la felicitat és compartir la vida amb els altres i construir relacions positives basades en la generositat.  

Per a respondre la pregunta el llibre torna de nou a Sèneca i ho fa en un llenguatge optimista, entranyable i accessible per a nens i nenes a partir de 5 anys. Sense oblidar-se de dilemes que poden compartir adults i petits: “No fer més que treballar? O prendre’s algun temps per a somiar?”

T’has plantejat el repte d’educar en la felicitat? Explica’ns la teva experiència!

La gent que no riu és perillosa

Tortell Poltrona: «La gent riu més com menys coses té» | Catorze.cat
Tortell Poltrona

Marc Trayte, 18 de desembre de 2020

Riure és necessari, tenir sentit de l’humor imprescindible. Sovint en situacions de tensió, per iniciar una negociació o per presentar-se en un entorn hostil, l’humor trenca el gel i es converteix en un generador de canvi en positiu que embolcalla l’interlocutor d’un to proper.

El clown Guillem Albà, en un reportatge a TV3 explica que riure hauria de ser obligatori, que la gent que no riu és perillosa. Mentre riem ens trobem en el costat positiu de la vida, en un present que estem gaudint prescindint de futurs incerts o superant seqüeles del passat.

Per desenvolupar-nos amb encert en les relacions socials, convé dominar el sentit de l’humor. Saber trencar el gel i crear complicitat, extrems que es donen quan «caiem en gràcia.» Algú amb qui som capaços de compartir somriures, és algú amb qui també som capaços de sentir-nos bé.

Segurament, tots recordem de l’institut o l’escola aquell professor que sabia transgredir el rigor institucional acadèmic per provocar somriures entre els alumnes. Aquell professor que era capaç de fer somriure la classe, també era capaç  de guanyar-se als seus alumnes. Un record que dura per sempre.

En plena pandèmia, amb mascaretes cobrint-nos el rostre i un ambient enrarit, presentar-nos davant algú que acabem de conèixer xocant amb desinhibició els colzes és una bona manera de començar amb bon peu una presentació. Enmig de la sobrietat un gest divertit provoca el canvi necessari per fer aflorar el contacte humà que tots necessitem.

Dominar el sentit de l’humor és gaudir d’una competència més per utilitzar en tot un munt de contextos diferents. Una competència que no només és divertida sinó que a més ens dona suport en la nostra carrera professional o en la vida personal.

tiene Un niño de 12 años la madurez psicológica necesaria para decidir hormonarse ?

Los médicos opinan sobre la proposición de ley LGTB llevada a pleno por Podemos

La nueva ley LGTB permitiría a los niños hormonarse para detener su desarrollo y cambiar de sexo

Si prospera el texto que Podemos ha llevado al Congreso, la nueva ley LGTB permitirá a un niño de 12 años hormonarse para detener su desarrollo o someterse a los 16 a una operación de cambio de sexo para la que ya no hay lugar al arrepentimiento. Y todo sin el consentimiento de los progenitores.

La nueva propuesta legal abre un debate similar al que se vivió con el aborto, cuando el Gobierno socialista facultó a las chicas de 16 años a interrumpir la gestación sin el conocimiento de los padres y fue revocada cinco años después por el Ejecutivo del PP.

Entonces se argumentó que la ley contradecía al Código Civil, al privar a las menores de la protección que un tutor o un progenitor debe proporcionar a sus hijos, tal y como recoge este texto legal. Y más en un momento crucial y complicado de su vida. Esta misma idea es la que esgrime Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), la asociación que agrupa a los médicos, al rechazar la propuesta de Podemos.

«No me parece correcto ni adecuado, los menores deberían estar acompañados en esos momentos. Un niño de 12 años no tiene la madurez psicológica necesaria para decidir su hormonación. A los 16, probablemente sí la tengan para operarse pero yo sería partidario de que se pudiera consultar a los progenitores», opina Romero.

Hoy la ley no permite siquiera a los menores someterse a una cirugía de cambio de sexo, aunque tengan el aval y apoyo de sus padres. La Fiscalía de Menores debe dar antes su visto bueno.

Iván Mañero, el cirujano plástico que ha cambiado el sexo a más de 2.000 personas, recuerda que el proceso para que un menor transexual pueda mutilar sus genitales es largo y tedioso. «Tanto, que lleva a algunos padres y a sus hijos a esperar hasta alcanzar la mayoría de edad», cuenta Mañero. Él trató al primer menor de edad que se sometió a un cambio de sexo en España . Lo hizo con el apoyo familiar y el proceso para conseguir el permiso se prolongó durante dos años, recuerda. A la consulta siguen llegando menores «casi siempre acompañados por sus padres», aunque la mayoría desisten por el proceso judicial al que deben someterse. Pero Mañero tiene claro que el conocimiento familiar es clave. «No estoy de acuerdo con que los progenitores no estén informados. Los padres deben saberlo, porque si no entienden la situación quizá hay un problema familiar de fondo que debería conocerse y solucionarse previamente», dice.

La nueva ley solucionaría casos excepcionales «que no son la normalidad», opina Marcelino Gómez, endocrino de la Unidad de Identidad de Género del Hospital Dr. Peset de Valencia. «No me parece bien que los padres no opinen, pero deberíamos ver caso a caso. Tengo a una niña que viene a escondidas a la consulta porque sus padres no asumen su problema. No come para evitar tener la regla y para que no le crezca el pecho. Es un caso excepcional y quizá se legisla para y aquí creo que debe prevalecer el interés del menor».

El tratamiento de un niño transexual comienza de forma gradual. Al llegar a la pubertad, primero se bloquea el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios (vello, crecimiento del pecho, desarrollo nuez…) con fármacos que actúan sobre la hipófisis. Dos años después, si el deseo por cambiar la identidad sexual permanece, los especialistas proponen lo que se conoce como tratamiento hormonal cruzado, en el que se masculiniza o feminiza al niño transexual con testosterona o progesterona. Estos dos procesos son reversibles si no se mantienen durante mucho tiempo. La cirugía de cambio de sexo es el último paso.

https://www.abc.es/sociedad/abci-nino-12-anos-no-tiene-madurez-psicologica-para-decidir-hormonacion-201709192226_noticia.html

Las personas agresivas tienen menos neuronas

La Vanguardia, 13 novembre 2007

Emil Coccaro, experto en agresividad impulsiva. Tengo 53 años. Nací en Frankfurt, pero desde que cumplí un año vivo en Chicago. Estoy casado y tengo tres hijos. Soy jefe del departamento de Psiquiatría de la escuela Pritzker de Medicina en la Universidad de Chicago. Soy de centro y católico.

Qué activa los cambios de humor súbitos? Los otros son el detonante. Al paciente agresivo impulsivo le afecta sobre todo la frustración y la sensación de sentirse amenazado.

¿Dónde está el límite entre el cerebro violento y el no violento? En que la agresividad le cause problemas con la ley, las relaciones laborales o personales.

El cerebro de una persona de pronto fácil ¿es diferente? Hay estudios que argumentan que las personas agresivas tienen menos neuronas en determinadas partes del cerebro. Pero, para mí, lo más importante es el funcionamiento.

Las personas distraídas tienen más neuronas | Moi

Cuénteme. Hay dos partes básicas en el cerebro: la frontal y la de la subcorteza donde se halla la amígdala. En el cerebro del violento la parte frontal es menos activa y la amígdala es más activa. Si a una persona agresiva se le muestra el rostro de una persona enfadada, la amígdala reacciona mucho más. Una comparación…

La amígdala sería como el acelerador del coche, y la parte frontal sería el freno. El problema radica en las personas que tienen mucho acelerador y poco freno.

¿Cuáles son los factores irritantes? Depende de la personalidad de cada uno: al ordenado le enciende que alguien desordene su espacio; al emocionalmente inestable, que toquen su ego.

El mal humor de otro no expresado abiertamente ¿puede influir en el humor de los que le rodean? Una persona normal lee muy bien las emociones de las personas que le rodean, y eso es como la empatía de la mente. Si una persona está irritada, los otros lo notan y se contagian.

¿Por qué se especializó usted en agresividad impulsiva? En mis inicios yo estudiaba trastornos del humor y de la ansiedad. En mi camino se cruzó la serotonina y empecé a investigar, y vi que un bajo nivel de serotonina tiene relación con un alto índice de agresividad.

De lo que sabe, ¿qué es lo que más le impacta? Eso, lo que yo he descubierto: que existe un componente biológico que afecta al comportamiento. Lo que me gustaría es entender por completo qué hace que una persona se comporte de la manera como se comporta.

Igual hace falta algo más que ciencia… Pensamos que si aumentábamos la serotonina en el cerebro del agresivo, descendería la agresividad; y funcionó en muchos pacientes, pero no en todos. Eso nos llevó a concluir que el entorno también es importante y sumar a los fármacos la terapia del comportamiento cognitivo; enseñamos técnicas para que el paciente reduzca la gresividad.

A todos nos vendrá bien conocerlas…
Cuando vea que está a punto de encenderse, vaya a dar un paseo.

Denos algo más. El comportamiento es igual que el resto de la salud: una persona que consume poco alcohol, poco café, que se abstiene de drogas, tabaco, que hace ejercicio y duerme bien tiene tendencia a ser mucho menos agresiva que la que hace lo contrario. Ese tipo de sustancias te aproximan al punto de encendido.

Pero todo eso ya lo decían nuestras abuelas y antes Sócrates, Platón… ¿No avanzamos en las neurociencias? Sí avanzamos, lo que pasa es que nos hemos alejado de un estilo de vida saludable y que los consejos de su abuela tienen ahora una base científica. Además, un viejo consejo es un buen consejo, y su abuela era muy inteligente.

Ahora se habla más que nunca de la hiperactividad infantil, ¿qué pasa? El estilo de vida, más estrés y más presión. Mi hijo sufre el trastorno de déficit de atención, se trata de niños más impulsivos, que reaccionan a los estímulos de forma más notable.

Hiperactividad infantil: causas y síntomas

¿Y es partidario de darle fármacos que modifiquen su química cerebral? Cuando nuestro hijo tenía tres o cuatro años se enfrascaba en muchas peleas en el colegio. Lo medicamos y se convirtió en una persona mucho más calmada. El problema en EE.UU. es que se están diagnosticando demasiados niños con este trastorno que no lo tienen.

¿Se conocen las consecuencias de esos fármacos en un cerebro en formación? La cuestión es decidir: le ayudo con el comportamiento dándole fármacos que a lo mejor le pueden afectar, o no… ¿Pero y si no toma los fármacos, saca malas notas, se deprime y eso le impide tener un buen futuro? Yo preferí arriesgarme.

¿Qué hacer ante una persona agresiva? Quitarse de en medio.

¿Cómo controlar la ira? Pensando en cosas placenteras, pero tienes que haberlo aprendido antes.

En España tenemos un debate: legislar las collejas a los niños.
Lo importante es educar a los padres. ¿Cómo? Con divulgación, explicando todos esos sistemas alternativos al tortazo. Los padres deben aprender a poner límites antes de que las cosas se les vayan de las manos y advertir al niño de que si cruza el límite tendrá un castigo. Lo ideal es quitarle cosas que le gustan.

¿Nunca le ha dado una colleja a su hijo? Sí, pero sigo pensando que hay mejores maneras de educar. Aun así, opino que darle una colleja a tu hijo no es tema legislativo.

Los padres agredidos por sus hijos suelen ser universitarios

Karolin Kapper, politóloga y socióloga, especialista en violencias. Tengo 36 años.  Soy alemana. Licenciada en Politología y doctora en Sociología. Investigo sobre temas sociales en la Universidad de Hagen. Casada, dos hijos y medio. La política debería empezar por la solidaridad entre las personas. Creo en el espíritu de la vida, esa es mi diosa.

Los niños bien, pegan a sus padres? Se suele pensar que la violencia filioparental (VFP) se da en las clases bajas, y los estudios indican que afecta sobretodo a familias de clase media y media alta.

¿Padres universitarios? Uno o los dos padres son licenciados en el70% de las familias que recibe Amalgama 7 (entidad de asistencia barcelonesa para este tipo de problemas). La violencia hacia los padres no depende de estudios ni de dinero.

Entonces, ¿de qué depende? Entre otras cosas de los valores en los que se educa. Una orientación excesiva hacia el consumo crea muchas tensiones.

Aumentan en un 60% los casos de hijos que pegan a sus ...

Según los estudios, la edad media de niños que agreden a sus padres es de 16. Sí. En las estadísticas oficiales europeas vemos que los agresores son cada vez más jóvenes y numerosos pese a que existe un gran secretismo: Las víctimas, que en mayor medida suelen ser las madres, se sienten muy culpables; Si es difícil denunciar a tu pareja, lo es más denunciar a tu hijo.

¿Las niñas también pegan a sus padres? En pocos años hemos pasado de un 80% de niños y un 20% de niñas, a un 40% de niñas.

¿Cómo se lo explica? La violencia es como un cuerpo vivo que quiere mantenerse estable, de manera que si eliminas un tipo de violencia y no lo sustituyes con herramientas positivas aparece otra violencia que la sustituye.

Póngame un ejemplo. Si le decimos a los padres que no peguen a su hijo para marcarle los límites y no les enseñamos como ponerle límites de manera pacifica y positiva, el vacío que deja ese tipo de violencia es sustituido por otra, en este caso por la que ejerce el niño.

Lo vemos en las guerras. Efectivamente, tras un conflicto armado aumenta la violencia domestica, ya no se agrede al enemigo sino a la mujer o los hijos.

Triste realidad. Gracias a la epigenética, hoy sabemos que los traumas afectan a los cromosomas, son hereditarios e inhiben nuestra capacidad de sentir empatía (yo soy la última generación que todavía conserva una marca por la segunda guerra mundial); pero es reversible.

La violencia no es sólo física. También es psicológica: gritos, insultos, menosprecio, robos, romper las cosas que tienen valor para el otro. Y en el cien por cien de los casos sufren adicción a las pantallas. Sustituyen sus carencias con los aparatos.

Y cuando hay restricciones reaccionan con violencia. Efectivamente. Se trata de un problema de límites, de saber gestionar las emociones y de poca tolerancia a la frustración. Ante un no, reaccionan con violencia.

¿Niños mimados?  Vemos los dos extremos, el niño hípermimado, o la negligencia debida a la falta de tiempo: los padres no están. Se trata de un problema social y no de familia.

Los valores sociales favorecen la VFP. Sí, trasmitimos valores muy materialistas enfocados al consumo y al exterior en una sociedad llena de inseguridades y miedos, y a menudo los padres no tienen herramientas para orientar a sus hijos en este mundo tan complicado y caótico. Es un problema social que deja sola a la familia.

Las interferencias parentales y la violencia filioparental ...

El triángulo padre, madre e hijo único puede ser complicado. A menudo obliga al niño a colocarse en el papel del mediador asumiendo responsabilidades que no le corresponden. La falta de redes de apoyo es un gran problema actual.

¿Cómo afecta el sistema educativo?Todavía transmitimos valores obsoletos que pertenecen a la era industrial, y esta época requiere más flexibilidad, creatividad, y red de recursos. Esta paradoja también provoca violencia porque a nivel individual és muy difícil de gestionar.

La violencia física y psicológica en los colegios también es ahora más notoria. Educamos en la violencia a través de la tele y los videojuegos; y en muchos ámbitos (política, fútbol, cine…) la violencia es un tipo de comunicación más, incluso valorada.

Va subiendo la temperatura y nos damos cuenta de que hervimos. Todas esas influencias se acumulan en la familia, pero nos inculcan que es el lugar de calma, otra paradoja. Llegamos a casa con las frustraciones del día y descargamos. Algunas familias tienen herramientas para gestionarlo, se conceden tiempo juntos para hablar, por ejemplo durante la cena.

Hay que apagar la tele. Sí, establecer islas de comunicación. Si nosotros no le contamos al niño lo que hemos hecho durante el día no podemos pretender que él lo haga. En las familias que padecen VFP hay una falta de rutinas y horarios. La VFP no aparece de repente.

El hachís también se consume cada vez a edades más precoces. Si estoy horas delante de la pantalla la carga física energética es muy alta, los porros son su medicina para tranquilizarse. Responde “al tengo un pequeño problema y me tomo algo para solucionarlo”, tiene que ver con el consumo, con una manera de pensar .

DAME UN ABRAZO. La violencia filioparental va en aumento y cada vez a edades más tempranas. Kapper lleva años estudiándola e insiste en que no es un problema familiar sino social. Como dice uno deVnuestros grandes filósofos, José Antonio Marina, para educar a un niño hace falta una tribu. Nuestra sociedad fomenta el consumo, la falta de límites, el sálvese quién pueda y el todo vale, pero insistimos a los niños en que deben ser empáticos, esa contradicción nos pasa factura. Las pantallas han sustituido las relaciones humanas y la reflexión. Debemos ser coherentes como sociedad y en casa abrazarnos más. Kapper ha clausurado la I Jornada deVFP, organizada por amalgama-7.

Ima Sanchís. La Vanguardia. La Contra. 13 d’octubre del 2014.